Hoy tengo el día Radiohead

radiohead-3Me pasa a menudo. Puede que una vez cada mes. Algo se desconecta en mi cerebro y acudo a mi particular cielo musical. Desde que conozco Radiohead, siempre es así. Habré escuchado sus canciones cientos de veces, y nunca es igual. Cada vez es una nueva experiencia con la que viajar lejos. Entonces ocurre, ese día, por lo que sea, los necesito. Y ahí están, otra vez. Como si fuesen un viejo amigo al que te encanta volver a ver. Me dejo llevar de su mano y vuelo hacia el infinito. La sesión puede durar mucho o poco. Aún recuerdo el último día Radiohead que tuve; tumbado en el sofá con las luces apagadas y la música a todo volumen. La voz de Yorke envolviéndome, la batería manteniendo mi ritmo en los tobillos, las armonías que vienen y van… Y luego, pasos sinsentido y sentimientos extraños. Así pueden ser mis días Radiohead.

El de hoy es más calmado. Más… equilibrado. Espero con ganas lo nuevo que tienen que ofrecer al mundo. Le doy una escucha más al que quizá sea su mayor éxito, OK Computer. Descubro formas diferentes de entenderlos. Y vuelvo a caer en sus redes. Tan amplias, tan llenas de matices, de significados, de sentimiento puro.

Miro hacia delante. Miro hacia atrás. Mi corazón se contrae, como si hubiese una ventisca helada que lo azota todo. Siento tristeza. Congoja. Porque somos cerdos… en una jaula… con antibióticos… Y poseemos la habilidad de reír de la debilidad.

Hoy tengo el día Radiohead.

___________________________________________________

Más en forma, más feliz.
Más productivo.
Cómodo.
No beber demasiado.
Ejercicio regular en el gimnasio
(3 días a la semana).
Desenvolverse mejor con sus empleados
asociados actuales.
A gusto.
Comer bien (no más cenas de microondas
ni grasas saturadas).
Un mejor conductor, más paciente
Un coche más seguro
(niño sonriente en el asiento trasero).
Dormir bien (sin malos sueños).
Sin paranoia.
Cuidadoso con todos los animales
(nunca tirar arañas por el desagüe).
Mantenerse en contacto con viejos amigos
(disfrutar de una copa ahora y entonces).
Verificar con frecuencia el crédito en un
banco (moral) (agujero en la pared).
Favores por favores.
Cariñoso pero no enamorado.
Órdenes permanentes de pago a la caridad.
Los domingos desviarse al supermercado.
(No matar las polillas
o echarles agua hirviendo a las hormigas.)
Lavar el coche (también los domingos).
Dejar de temerle a la oscuridad
o a las sombras de mediodía.
Nada tan ridículamente adolescente
ni desesperado.
Nada tan infantil.
Al mejor ritmo.
Más despacio y calculado.
Sin oportunidad de escape.
Ahora autoempleado.
Preocupado (pero impotente).
Un miembro de la socidedad
facultado e informado
(pragmatismo, no idealismo).
No llorar en público.
Menos propicio a enfermarse.
Neumáticos que se agarren en suelo húmedo
(foto del bebé asegurado en el asiento trasero).
Una buena memoria.
Aún llora con una buena película.
Aún besa con saliva.
No más ser vacío y frenético.
Como un gato.
Atado a un palo
que es llevado
a un invierno muy frío
(la habilidad de reír de la debilidad).
Calma.
Más en forma, sano y productivo.
Un cerdo.
En una jaula.
Con antibióticos.

Anuncios

One thought on “Hoy tengo el día Radiohead

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s