Reescribir el final de las series

Reescribir el final de las series

Siempre al llegar al final de una etapa de nuestras vidas, solo quedan los buenos momentos, aquellos que por más tiempo que pase, jamás se olvidan.

Ángel G. Márquez Fiscal

Quiero que tengáis esta frase en cuenta a partir de hoy. Quiero que seáis conscientes de la existencia de este hecho. Sí, porque es cierto, cuando una etapa termina, nos quedamos con los buenos momentos. Siempre, pase lo que pase. Y menos mal, porque si no hiciésemos eso, no sé dónde acabaríamos…

Es muy bonito que nos quedemos con lo bueno, cierto. Pero si pasan cosas malas, por mucho que queramos recordar solo lo bueno, siempre nos quedará esa espinita clavada de malos momentos. Y esto, como todo en la vida, se puede aplicar a muchos ámbitos. Lo que quiero decir es que esta misma filosofía quiero aplicarla a las series. Sí, a las series de televisión. Soy tan aficionado a ellas como a ver buen cine. Me encantan; de cualquier género, duración, ambientación… Si es buena, quiero verla. Y ya puedo decir que he visto un puñado de muy buenas series hasta la fecha. Por suerte, la televisión está viviendo una edad de oro desde que se estrenara allá por el año 1999 la valorada Los Soprano. Desde entonces, montones de buenas series han ido yendo y viniendo.

Ha habido series muy buenas y series muy malas. Pero, ¿qué pasa con esas series que empiezan siendo bestiales, y terminan por perder el rumbo e irse a pique? Esa clase de serie de la que te enamoras, esa que apuntas en tu lista de favoritas, y con el paso del tiempo, de las temporadas, e incluso de su final, te das cuenta que ya no valen nada, que perdieron por completo su esencia y su calidad. Entonces reflexionas y crees que has perdido el tiempo. Y (al menos para mí), siempre se repite una sensación. Un pensamiento; «podían haber terminado justo aquí, y la serie hubiese sido una maravilla». ¡Exacto! Muchas de estas series se alargan indebidamente y se matan a sí mismas. Y siempre hay un punto exacto en el que deberían haber culminado. Hoy quiero repasar/analizar cuatro ejemplos de series que podrían haber sido gloriosas, y terminaron por suicidarse con torpeza ellas solitas (y tranquilos, esta entrada está libre de spoilers).


DexterDexter (2006-2013)

¡Ah, Dexter, quién te vio y quién te ve! Pobre, pobre, Dexter… Originalmente estrenada por la cadena Showtime el 1 de octubre del año 2006, Dexter trata sobre la vida de un hombre adulto, un forense especializado en análisis de sangre, que por las noches es al mismo tiempo un asesino en serie. Con la particularidad de que todas sus victimas son otros asesinos y, por lo tanto, gente de mal. Así que, ¡Dexter es…! ¿Bueno?

La serie comenzó siendo una adaptación de la novela de Jeff Lindsay; El oscuro pasajero, aunque más tarde se fue separando del argumento de los libros. Sin embargo, era una serie de enorme calidad. Innovadora, atrevida, agresiva, controvertida… Dexter tenía un atractivo inusual para su público. Él es un asesino, correcto, pero quieres que le vaya bien y no lo atrapen. Deseas que mate a los malos y reparta justicia por la ciudad de Miami. Una cosa que a mí me gustaba especialmente en las primeras temporadas, era esa clase de humor muy ácido que se iba repartiendo por los capítulos. Es decir, lo que pasaba era violento, Dexter mataba gente y todo era oscuro, pero los ambientes, la fotografía, la música y, las sensaciones, eran alegres y coloridas. Era como una especie de chiste, el mundo al revés. Una sátira. Solo hay que ver cómo terminaba la primera temporada para darse cuenta de lo que digo. A esa gracia y frescura me refiero.

Con el tiempo, es cierto, la serie se puso más tensa y seria, y su calidad fue en aumento. Todos coinciden en que llegó a la cima con su impecable cuarta temporada. Todo un espectáculo de emoción, buenos guiones, y una dirección sublime. Ese final de temporada se grabó a fuego en la retina de todos. Después de aquello, la serie tendría que saber cargar con las consecuencias de sus actos. Pero Dexter se diluyó… Empezó una cuesta abajo (¡y sin frenos!). He oído que el show runner principal abandonó la serie justo después de la cuarta temporada y ahí entró otro. Quizá ese sea el motivo de la enorme catástrofe en la que se convirtió la serie a partir de ahí. No se merecía tal cosa. Y desde aquí lo digo, Dexter es una serie de cuatro temporadas. Las otras cuatro restantes, son una burla, un insulto. No merecen tu tiempo. Si vas a ver esta serie, quédate ahí, en el final de la cuarta. Reescribir un final para Dexter desde ahí es fácil. Con un poco de imaginación lo sacas. De verdad, no merece la pena ver el final verdadero. Si hasta Michael C. Hall dijo esto: «¿Gustarme? Yo creo que ni lo vi».

LostLost (2004-2010)

Lo de Lost (Perdidos) tiene miga de narices. Nunca antes una serie había reventado tanto internet hasta la llegada de Lost. El planteamiento era sencillo; un avión se estrella en una isla y los supervivientes tienen que buscar la manera de sobrevivir e intentar salir de ella para regresar a sus vidas. Pero si fuera tan simple como eso… Ya desde el capítulo piloto (el más caro de la historia en su fecha de estreno) se vislumbraban misterios y sucesos extraños en la famosa Isla. Lost iba a ser una serie muy movidita.

Y tanto que lo fue. Tenía la particularidad de dejar todos los capítulos en un cliffhanger de esos de los que te dejan el corazón a mil. Su propuesta era atrevida e imponente. Muchísimos personajes, muchísimo misterios por resolver, y acción bien actuada, guionizada, y dirigida. ¿Cómo no te iba a gustar esta serie? Era como una droga. El problema, principalmente, llegó cuando se empezó todo a desmadrar demasiado. La serie bailaba sobre una fina cuerda que separaba coherencia, con fantasía, ciencia y fe, blanco y negro, yin y yang. Por momentos parecía que sus reglas eran lógicas y realistas, y de repente llegaba algo que lo alteraba todo y lo ponía patas arriba.

Al principio eso no estuvo mal. Los misterios molaban y tenían su pase. Pero más adelante la pelota se fue haciendo gigante y el castillo de naipes se derrumbó él solo. Mucha gente la dejó a medias por no poder más con ella. Y los pobres que seguimos hacia delante, nos encontramos con uno de los finales más jodidos y decepcionantes de la historia. Con el tiempo, es un final que he sabido aceptar, pero en su día me dejó el culo torcido. Y muchos no han podido superarlo. Para mí, la serie estuvo de maravilla hasta el final de su tercera temporada. De ahí en adelante, se fue demasiado de madre. Así que, si no has visto Lost y quieres verla, llega hasta ahí e invéntate un final. Tranquilo, seguro que es más satisfactorio que el que dieron sus creadores al mundo entero. Total, respuestas vas a tener las mismas. ¡Menudo lío!

Prison BreakPrison Break (2005-2009)

Recuerdo muy bien mi etapa viendo Prison Break. Ocurrió hace algunos años, cuando todavía estaba en el instituto. Me pilló tarde, cuando la serie ya había terminado. Pero eso me ayudó a verla de un tirón, un tirón de cuatro temporadas que me duraron seguramente solo un mes y poco. Y es que Prison Break lo tenía todo para ser una serie que enganchase. Era frenética, interesante, y tenía un reparto muy bueno de actores. La trama gira al rededor de dos hermanos; Michael y Lincoln, este último ha sido sentenciado a pena de muerte por un crimen que no cometió, y su hermano pequeño Michael, que desea salvarlo, va a llevar a cabo un plan milimétrico para sacarlo de ahí. ¿Cómo lo va a hacer? Pues entrando él también en la cárcel con un plano completo de la misma tatuado por todo su torso y espalda.

La serie era y es un espectáculo de tensión, adrenalina, y ritmo impecable. Bueno, más bien, su primera y segunda temporada. La tercera y cuarta temporada no son nada en comparación con el comienzo. En especial su primera temporada que desborda ingenio y perfección la veas por donde la veas. El planteamiento es muy original y se hace sumamente obsesivo el querer ver un capítulo más. Todo va bien, como digo, hasta la segunda temporada. Después de eso flaquea mucho y pierde el norte. Lo que era genial se convierte en un bodrio.

Recuerdo cómo mi emoción por la serie fue decayendo hasta extremos inimaginables. Lo metido que estaba en la primera temporada, y lo asqueado que estaba en la cuarta. La verdad, no sé cómo aguanté hasta el final. Mi consejo es el siguiente: Mira la primera temporada. Vas a disfrutar como un chiquillo. Es digna de compararse con otras grandes series de la historia. Si tienes valor, mira también la segunda, que no está mal del todo. Pero no sigas más. Si yo fuese a verla por primera vez, desde luego me quedaría en el final de la primera temporada e inventaría alguna conclusión a la historia. Mejor eso que seguirla hasta su cierre. Lo peor es que han anunciado una quinta temporada hace poco, lo que no tiene lógica ninguna. En fin… ¡el dinero, amigos!

HomelandHomeland (2011-actualidad)

Otra de las series grandes de Showtime que con el paso del tiempo ha ido decayendo. Homeland es la única de esta lista que sigue en emisión, y por lo tanto, su destino todavía no está fijado, pero hay varios puntos claves que sus seguidores ya hemos podido vislumbrar. Su argumento trata de cómo un marine de los estados unidos llamado Nicholas Brody fue capturado y hecho prisionero de guerra de Al-Qaeda y años después rescatado y llevado de vuelta a casa. Una vez allí, Carrie Mathinson, una oficial de operaciones de la CIA, comienza a sospechar que quizás a Nicholas le han lavado el cerebro en Irak, y ahora es del bando enemigo.

Como serie de thriller (las cuales yo no suelo ver mucho) es estupenda. Mantiene la intriga, la tensión, el suspense y el juego de roles muy bien en su primera etapa. La primera temporada, en serio, no bromeo al decir que me parece casi la mejor primera temporada de ninguna serie que haya visto (digo casi porque este título para mí lo ostenta True Detective). Es sencillamente perfecta. No le sobra ni le falta nada. Va directa como un tiro a lo que se propone y te tiene enganchado y mordiéndote las uñas como un loco todo lo que dura. Mi problema con la serie viene precisamente de ahí; su primera temporada es demasiado buena (ironías de la vida, a True Detective le ha pasado lo mismo hace poco).

La segunda no está nada mal, en realidad, pero estira un poco lo que ya hicieron en la primera y empieza a tener algunas tramas un tanto de relleno que bien podrían haberse saltado o reducido. Sin embargo, sigue a buen nivel. No obstante, el declive llegó con la tercera temporada. Después de todo lo visto, yo tenía esperanzas en la tercera temporada. Creía que podía ser la mejor, porque la historia daba para ello. Pero la desaprovecharon muchísimo. Hay situaciones aburridas, lentas, personajes sosos y mal definidos… Y pierde mucho el rumbo con respecto a lo que era la esencia de la serie. La cuarta, por suerte, recuperó un poco de esa emoción y tensión del principio, pero definitivamente Homeland ya nunca será lo que fue en su comienzo.

¿Qué creo que debía haber pasado? Sinceramente, Homeland debió ser una mini serie, no una serie como tal. Homeland debió tener una única temporada, la que vimos, con el final ligeramente cambiado, y hubiese pasado a la historia como una de las mejores mini series jamás emitidas. Pero claro, cambió… Y no es que haya decaído tanto como le sucedió a Dexter, por ejemplo, ahora mismo se ha recuperado un poco y tengo ganas de ver qué harán en esta próxima quinta temporada. Pero no tengo duda, si hubiese sido una sola temporada, habría saltado al olimpo.


Y vosotros, ¿qué opináis?, ¿tenéis alguna serie que os haya decepcionado mucho y que os gustaría que hubiese terminado en un momento concreto? Seguro que sí. Haceos oír, dad consejos a los demás y ahorradles tiempo y sufrimiento. Yo creo que ya lo he hecho, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s