Mis 10 lecturas favoritas del 2015

Mis 10 lecturas favoritas - 2015

Bueno, esto se va a convertir en tradición. Aquí estoy un año más preparado hasta los topes para hablar de las 10 lecturas que más me han gustado este 2015. Así como ya hiciera a principios de este año una entrada hablando de mis lecturas del 2014, vuelvo una vez más, puesto que escribir sobre esto me da una sensación de cierre muy especial, y me parece la forma perfecta para acompañar los últimos días del año en el blog.

Esta será una de esas entradas largas, así que coged caramelos o algo, y preparaos para mis recomendaciones. Para que no haya confusiones, por si alguno se despista, dejo claro desde ya que esta es solamente mi opinión personal, y que además los libros que aparecen en la lista son de años diferentes y géneros variados, es decir, no son libros que hayan salido este año. Son libros que yo he leído este año. Y para hacerlo más emocionante y divertido, como siempre, hago un top 10, de menos a más. Y os animo a que en la sección de comentarios hagáis vosotros también vuestro top personal y entre todos recomendemos grandes libros. ¿Estamos listos? ¡Pues venga, a por las lecturas!


– [Mis 10 lecturas favoritas del 2015] –

10. Frankenstein, o el moderno Prometeo — Mary Shelley

Frankenstein, o el moderno PrometeoEmpiezo por el libro con más años de la lista. Y quizás sea de los libros más antiguos que haya leído. A pesar de que Frankenstein, o el moderno Prometeo, de Mary Shelley, tiene solo casi dos siglos de vida, pues es del año 1818. Por poco le doy este puesto a Plenilunio, novela del español Antonio Muñoz Molina, pero finalmente se ha quedado fuera del top porque en su dilatado arranque me costó mucho seguirle el ritmo (además de otros apuntes) y en cambio la novela de Mary no me dio tantos problemas. Antes de leer su libro, yo sabía lo que más o menos sabe todo el mundo de Frankenstein; un monstruo que cobra vida por un científico y que todo el mundo repudia. Sin embargo, estaba bastante confundido. La imagen del monstruo de Frankenstein se ha ido diluyendo mucho durante los años. Incluso su propia autora contribuyó a cambiar cosas en su día.

El libro llegó a mis manos como regalo de una persona muy especial por el día del libro. Dicha persona, que tiene a Mary Shelley como una de sus escritoras predilectas y al género del romanticismo gótico en un altar, me recomendó el libro con mucha insistencia. Mi edición está editada por Cátedra, lo que significa que es una versión idéntica a la original estrenada en 1818. Años después Shelley quiso reescribir cosas para cambiar la imagen que tenían de ella por esta novela, y publicó otra versión quizás más censurada. Lo que me sorprendió del libro es que está muy lejos de la idea preconcebida que yo tenía de Frankenstein. Sí, hay un científico al que se le va de las manos un experimento, y hay un monstruo, pero es increíble los matices de ciencia ficción con los que aquí juega Mary. Y hay una profundidad muy curiosa para los dos protagonistas que no dejan de experimentar toda clase de tortuosos sentimientos. Todo esto enlazado con cartas, y una intriga muy interesante en uno de los arcos narrativos. Goza de un ritmo a veces trepidante. Quizá para mi gusto, la voz de la propia Mary sobresale a veces por encima de las personalidades de los protagonistas, y hay ciertas cosas con respecto a la resurrección del monstruo que no tienen explicación lógica, pero aún con todo, es un relato fascinante. Y un clásico del género que más gente debería conocer, puesto que estoy seguro que muchos son los que, como yo antes, tienen una imagen equivocada del enigmático monstruo de Frankenstein.

9. 1984 — George Orwell

1984Otro clásico que no podía obviar. 1984, de George Orwell, llegó a mí porque estaba en la estantería de mi hermano. Libro que yo mismo le regalé en su día, dado que le había gustado mucho Un mundo feliz, de Aldous Huxley (el cual todavía a mí se me resiste y me prometo que lo terminaré leyendo), y también le regalé el otro indispensable acerca de distopías; Fahrenheit 451, de Ray Bradbruy (que ya mencioné en la entrada del año pasado). Pues bien, la obra cumbre de Orwell me dejó sentimientos encontrados. Es un libro cargado de casi profecías dolorosas e ideas realmente curiosas. Al principio cuesta un poco entrar en él si no estás habituado y también puede despistarte tanto término desconocido y no sabes muy bien cómo ubicar todo en los primeros compases. Sin embargo, tiene un algo que qué se yo que te anima a seguir leyendo.

Sin duda, que recuerde, la parte que más disfruté de la novela fue la última, en la que el pulso de la narración toma una carrerilla excepcional y no quieres frenar hasta encontrarte con el punto final. Me sorprendió la ligera trama amorosa que tiene entre medias, todo hay que decirlo. Y quizás sea uno de esos libros que disfrutaría mucho más con una relectura, porque sé que con solo una vez no he podido apreciarlo de verdad en su esplendor. Trabaja conceptos brillantemente ideados como el de la neolengua y el doblepiensa. Y me causa mucho interés ver cómo distribuye a la sociedad y esos cuatro Ministerios que hay en el mundo. Además de por supuesto el asunto de la vigilancia extrema, el Partido y la presencia del Gran Hermano. No puedo añadir gran cosa. Es una novela que supera mi inteligencia, estoy seguro. Además la política nunca ha sido lo mío. Pero sé reconocer su valor. Un libro de lectura imprescindible. Más en los tiempos que corren.

8. La elegancia del erizo — Muriel Barbery

La elegancia del erizoYa os dejé caer una pequeña pincelada de La elegancia del erizo por aquí en el blog durante el verano. Una novela preciosa de la francesa Muriel Barbery, que se lee en casi un suspiro. Es ágil, liviana, curiosa, bella… Y como ya dije en aquella entrada de verano, tiene fragmentos y frases cargadas de una intensidad palpitante que entran en tu interior para removerte sentimientos dormidos.

La historia es genial. Hay dos claras protagonistas. Una es Renée, una portera de un edificio de ricos que tiene más de cincuenta años. Ella nunca tuvo mucho dinero y de pequeña se crió casi en la pobreza. Todo el mundo en el edificio piensa que es simplemente una porterucha, pero ella en realidad tiene un mundo interior muy completo. En su portería tiene montones de libros que le encanta leer y, en secreto, se cultiva de grandes escritores como León Tolstói. La otra protagonista es una niña de 12 años extremadamente lista y culta (cuyo nombre obviaré porque así lo hace el libro hasta casi el final). La chiquilla vive con sus padres y su hermana mayor, a los que les tiene algo de repulsión. Cree que la vida es una farsa y por ello se ha decidido a que cuando cumpla 13 años, se suicidará y prenderá fuego a su casa para mandar un mensaje al mundo. Mientras tanto, se dedica a escribir en un diario y a intentar encontrar algún sentido a su sinsentido.

De esta forma la novela va alternando entre estas dos curiosas mujeres. En especial, la trama de la niña es la que más interés me causó, y me parece que con ella fluye mucho el ritmo de la narración. No obstante, los pasajes más maduros están presentes en las partes de Renée y la presencia de Kakuro Ozu, un anciano japonés que se muda al edificio y lo pone todo patas arriba. Como digo, un libro ligero y cercano que dudo que decepcione a alguien. Maravilloso para dejarse llevar. Este puesto bien podría estar compartido por otras dos lecturas de cierta índole ligera como son Momo, de Michael Ende o Te llevaré a un lugar donde todo es posible, de Laurent Gounelle (del cual tenéis mi reseña en La piedra de Sísifo, por cierto, muy bueno), pero a fin de cuentas la propuesta de Barbery me parece la más redonda y efectiva de las tres.

7. El último deseo — Andrzej Sapkowski

El último deseoCon la llegada este año del que ya ha sido premiado como mejor juego del año; The Witcher 3 (del que mira tú por donde, también os hablé de él en el blog), me puse manos a la obra antes de su salida con la saga literaria de Geralt de Rivia. Y digo que me puse manos a la obra pero os estoy mintiendo porque solo me leí el primer volumen de la saga ideada por el polaco Andrzej Sapkowski; El último deseo, libro antología del año 1993 que aúna los primeros relatos breves del famoso brujo Geralt. La saga tiene un segundo libro más de relatos antes de empezar con la serie principal. Mi idea no fue ni mucho menos leerme todos los libros antes de llegar al juego, pero sí quise por lo menos darle un repaso al primero.

¿Y qué puedo decir de él? Pues que es un libro de fantasía increíble. No decepciona. Y eso que no posee una estructura narrativa global, sino que junta siete pequeñas historias principales de diferentes sucesos en la vida del brujo Geralt. Un hombre que posee unas habilidades físicas envidiables y que, como brujo que es, se dedica a exterminar criaturas a cambio de dinero. Sus aventuras son de lo más intensas. Sapkowski posee un estilo muy definido que nunca antes había visto en fantasía. Es poderoso, concreto, fluido, ingenioso, afilado como una espada. Tiene un mundo vasto a su disposición, pero no se regodea en grandes conflictos, sino que busca pequeños acontecimientos para contarlos con la grandeza que se merecen. Desde habituales encargos de caza de Geralt hasta un glorioso combate contra un poderoso Djinn.

Una de las mejores cosas que os podéis encontrar en la saga de Geralt es el amplio abanico de criaturas que parecen no tener fin. Y es que Sapkowski echa mano del místico mundo del folklore europeo, y sobre todo polaco, para lidiar con leyendas, monstruos, e historias que parecen sacadas de los mejores cuentos de fantasía, magia, y hadas. Todo esto mezclado dulcemente con una lectura de fácil seguimiento y unos diálogos en repetidas ocasiones de lo más graciosos e ingeniosos. Con personajes que rezuman carisma por todos sus poros y escenas de peleas que son un auténtico gusto para nuestra imaginación, porque el maldito y sensual Geralt danza con sus espadas. Solo tengo ganas de seguir con sus aventuras y ver qué me depararán, porque si un libro de relatos ya es así de bueno, no quiero imaginarme como será cuando se ponga serio. Si es tan bueno como el juego… apaga y vámonos.

6. 2001: Una odisea espacial — Arthur C. Clarke

2001 Una odisea espacialSeguimos con un clásico más, esta vez de la ciencia ficción. El genio Arthur C. Clarke elevándose en la cima. 2001: Una odisea espacial quizás sea uno de esos casos extraños en los que la propia película es más recordada que el libro (¿y puede que también mejor valorada?). Hace años vi la cinta de Kubrick y no entendí nada. De hecho la vi mal, ni siquiera llegué a terminarla que recuerde. Supongo que era muy pequeño para una obra de tal calibre. Este año decidí leer el propio libro porque me parecía más apropiado y sabía que con él entendería todo mejor que con la película.

Y lo que os puedo decir es que 2001 tiene una historia apasionante. Sus primeros compases, hablando de nuestros antepasados y cómo vivían y cazaban, es brillante. Un arranque maravilloso para una historia que sube en intensidad según avanza. Después de este primer tramo, tenemos el que seguramente más cojea de todo el libro, más que nada por ritmo (o a mí me lo pareció). La idea principal de la historia es que en el año 2001 los humanos hemos evolucionado tecnológicamente una barbaridad y poseemos todo tipo de naves y herramientas para la exploración espacial. Los científicos han encontrado una especie de monolito extraño en la base de la Luna, el cual recibe una señal que, al parecer, procede de una luna de Saturno, por eso es importante ir a explorarla ya que puede ser el primer indicio de vida inteligente fuera de la Tierra. Aquí comienza un colosal viaje en una nave enorme con varios astronautas y el sistema operativo Hal 9000, hiper conocido por la película, y una de las figuras más interesantes, sino la que más, del libro.

No desvelaré más detalles, porque es genial llegar al libro y que sean todo sorpresas. No me cabe la menor duda de que la versión cinematográfica es una obra de arte, pero recordemos que está basada en este libro, y es alucinante leerlo. Tiene pasajes hermosos, datos precisos de ciencia, y partes genuinas, sobre todo la trama más importante con Hal y la recta final del libro. Y además es una saga de cuatro partes. Yo por mi parte ya tengo apuntadas las otras tres entregas en pendientes de lectura. A ver qué más cosas tiene que contar Clarke.

5. Battle Royale — Koushun Takami

Battle Royale«Un estudiante no es una mandarina». Con esta frase tan extraña y significativa de Kinpachi Sakamoto, que aparece en las primeras hojas de Battle Royale, Koushun Takami abre su best seller de culto japonés. Un libro que ha marcado una época. El libro que ahora todo el mundo dice que inspiró a Suzanne Collins para hacer Los Juegos del Hambre. Sin embargo, una y otra obra no podrían ser más dispares. Comparten cierto vínculo, pero en mi sincera opinión, Battle Royale está a otro nivel por completo. Ya os di algunas pinceladas sobre qué trata esta novela en la entrada que publiqué en agosto titulada; 5 películas raras que NO recomiendo. Así que resumen súper breve; en un mundo alternativo, todos los años los institutos de Japón son sometidos al protocolo Battle Royale en el que cincuenta clases de tercer año son elegidas para participar en un juego mortal.

Los alumnos son encerrados en una isla y a cada uno se le dan todo tipo tipo de armas para eliminar a sus compañeros. El objetivo es que solo puede quedar uno con vida al final del juego. Nadie puede huir. No hay escapatoria. O matas o te matan. La novela está casi planteada desde un punto río, tipo Canción de Hielo y Fuego, por poner un ejemplo. Es decir, en esta hay un claro protagonista (o tres) que sobresale por encima del resto, sin embargo, muchas veces la narración en tercera persona se centra en otros personajes y cómo van viendo cada uno el juego y su supervivencia. Por lo cual, nos encontramos ante una experiencia de lectura de lo más fluida y entretenida. Nunca hay pausas o el ritmo desciende. Es increíble como Koushun teje la trama para que siempre nos tenga en tensión, con ganas de más. Y el tipo de narración ayuda a que sintamos empatía por uno u otros personajes, con lo que aumenta el temor a que mueran.

También se hace muy divertido seguir el mapa de la isla que hay en el libro. Le da un toque de fantasía y puedes seguir las situaciones de los personajes junto a ellos, con lo que hay más inmersión todavía. En fin, no quiero alargarme. Es un libro insólito y soberbio. Me lo pasé genial leyéndolo. Aunque aviso a navegantes; tiene altas dosis de violencia y en ocasiones bastante gore (cosa que a mí me encanta). Y a pesar de que puede parecer largo, yo me lo zampé en apenas una semana. Es rabioso, inteligente, extraño… es Battle Royale, no hay más.

4. El color de la magia — Terry Pratchett

El color de la magiaSe dice que los que hemos sido tocados por el octarino —el Pigmento de la Imaginación—, podemos ver cosas que los demás no ven. Los lectores de Pratchett hemos sido tocados por este pigmento, somos seres bendecidos por su sabiduría y estamos en un plano superior. Tenemos esa suerte. Y es curioso pero, creo que no me cansaré de recomendar a este hombre nunca. Porque todos deberíamos tener un Pratchett en nuestro interior. Lo más curioso de todo, es que solo he leído un libro suyo, pero ya estoy enamorado de su mundo. Hablo por supuesto de Mundodisco, y más en concreto de su primera novela, El color de la magia (libro del que os mostré un genial fragmento hace no mucho por el blog).

Terry Pratchett, que nos dejó tristemente este año a causa de su alzheimer, dedicó gran parte de su carrera como escritor a su gran obra maestra; Mundodisco. Una saga de más de 40 novelas con diferentes ramas principales y protagonistas, cargadas del más delirante, fresco, divertido e ingenioso arte de contar historias. En este caso, por si fuera poco, historias fantásticas, pues es uno de los autores de fantasía más conocidos del mundo (y el segundo autor británico de ficción con más ventas, solo por detrás de J. K. Rowling). Ya dije en aquella entrada antes mencionada que me sorprendió el humor y la imaginativa de la mente de Pratchett, y es que es inigualable. Tan buen sabor de boca me dejó su primera obra de Mundodisco, que ha llegado hasta aquí arriba en el top. Sencillamente, no quiero contar nada de ese genialísimo mundo sostenido sobre cuatro elefantes, que a su vez están sobre el caparazón de una gran tortuga que surca el Universo. Es que, sencillamente, tienes que leer a Pratchett. ¡No hay nada igual!

3. Blade Runner ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? — Philip K. Dick

Blade Runner Sueñan los androides con ovejas eléctricasEntramos en el top 3 de la lista, y con otro clásico de ciencia ficción, y una vez más, otro caso en el que la adaptación cinematográfica del libro es más recordada hoy día. Todos sabéis de qué va Blade Runner. Aunque no os guste mucho la ciencia ficción o el cine, habréis oído hablar de ella seguro. Y no me extraña, porque la cinta de Ridley Scott está considerada una obra de arte. Sin embargo, aquí me vuelve a ocurrir algo parecido a lo que me ocurrió con 2001. Blade Runner la vi hace bastantes años, cuando no prestaba demasiada atención al cine ni sabía reconocer por qué una peli era legendaria. Tampoco conseguí descifrar bien su historia. Así que como quería enmendar esto, pensé que leer la obra original me ayudaría. Además de que tenía ganas de ver cómo escribía el reconocido Philip K. Dick.

Para mi asombro, me encontré con una novela electrizante (nunca mejor dicho), algo extraña, y muy cautivadora. Noté bastantes diferencias con respecto a cómo recuerdo la película. Por un lado, en el libro los animales eléctricos tienen bastante peso en la historia. El argumento gira entorno a Rick Deckard, cuyo trabajo consiste en retirar del mundo androides renegados, pues es un cazador de recompensas. Todo se sitúa en un futuro en el que ha habido guerras y el mundo está lleno de polvo radiactivo. Tiene un tono elegante de cyberpunk, un ritmo intenso, que alterna entre Rick y otro personaje importante. Hay conceptos fascinantes y hace trabajar nuestra mente analizando la psicología de los personajes y, sobre todo, esas cuestiones acerca de los androides y su humanidad o empatía para con el resto. Es corta y se lee muy rápido, lo que ayuda a seguirla con interés. Y algo que me llamó mucho la atención es cómo trata los momentos de acción K. Dick, ya que son fugaces y muy intensos, con unas simples pinceladas descriptivas hace que te lo imagines todo con precisión, pero cuando te das cuenta ya ha pasado. Sin duda un clásico del género altamente recomendable, y si te gusta el tema androides, ya está todo dicho.

2. El temor de un hombre sabio — Patrick Rothfuss

El temor de un hombre sabioEl año pasado leí la primera parte de su saga, y fue el número uno en aquella lista de lecturas favoritas que hice. Este año disfruté de la continuación; El temor de un hombre sabio, y solo puedo decir que Patrick Rothfuss se tiene ganado a pulso que sea mi autor favorito de fantasía hasta el momento (y toda una inspiración a seguir). Es increíble. Es algo maravilloso ponerme a leer un libro suyo. No sé por qué, todavía no, pero la escritura de Pat conecta conmigo como no lo hace ningún otro autor. Su historia, su forma de narrarla, sus planteamientos, sus personajes… Es todo. Simplemente conecta. Y eso es lo mejor que le puede ocurrir a un lector. Tenía muchas ganas de leer esta segunda parte de su Crónica del asesino de reyes. Y no me ha decepcionado en ningún aspecto, y no dudo en decir que casi con toda seguridad es lo mejor que se ha escrito en fantasía en los últimos años. Es imparable.

Todavía no sé cuál me gusta más, si esta o la primera parte. Los dos son grandísimos libros. Este en cuestión es el libro más largo que he leído en mi vida. (¡Y no quería terminarlo!) La aventura de Kvothe sigue y sigue pintándose para todos nosotros, y aquí continuamos, a la espera de una ansiada conclusión que responda a todas las preguntas. El temor de un hombre sabio es un paso más en la narrativa de Rothfuss. Con este ha hecho cosas que no llegamos a ver en El nombre del viento. Esta segunda parte es un libro más oscuro, más maduro, más intenso y lleno de aventura. Baila de muchas formas, entre la acción poderosa, el ingenio desbordado, el dulce cuento… Tiene un arranque que se cuece a fuego lento. Pero va cogiendo carrerilla y antes de la mitad arranca un viaje brillante que renueva las energías. Nunca cansa. Quieres más, más, ¡más!

Y como decía, este segundo volumen va más allá con las consecuencias y con la vida de Kvothe. Cada vez se pone más serio y peligroso. Hay una sección, especialmente obrada y tejida por parte de Pat, que es de las cosas que más me han hecho vibrar leyendo un libro. Una sección brutal, de puro énfasis, que con solo recordar se me ponen los pelos de punta. Y tiene algunos personajes nuevos para la historia estupendos. Al mismo tiempo amplia su mundo, su leyenda y sus cuentos, lo eleva a nuevos puntos de fantasía, y lo cierra pausado, a marchas relajadas, preparando el despegue final, dejando con la miel en los labios a todos los seguidores, y haciéndoles cavilar qué demonios va a pasar. Rothfuss es mágico. Kvothe es mágico. Y me imagino lo que todavía falta por venir y me tiemblan las piernas de emoción. ¡Por Dios, Pat, sácalo ya!

1. Tormenta de Espadas — George R. R. Martin

Este año el primer puesto va para George R. R. Martin y Canción de Hielo y Fuego, no puedo evitarlo. Tormenta de Espadas es un monstruo de la fantasía épica, un libro impresionante, arrollador, sin parangón. Lo que aquí teje Martin es una historia cada vez más amplia, más compleja, una epopeya increíble por un mundo salvaje y peligroso y vasto. Una novela que te deja sin aliento. Una historia que te sorprende, para luego volver a soprenderte. Que no se detiene, no se relaja. Que pone un punto de clímax en la cima, y luego llega con otro que es aún más alto, más bestial, más increíble. Un libro que es una auténtica tormenta de sensaciones.

El año pasado George y su saga se quedaron en el segundo puesto de mi lista. Sin embargo, en esta ocasión tengo que reconocerle el primer puesto (inclusive aunque me lo haya pasado genial leyendo El temor de un hombre sabio) y es que si no se lo otorgase, sería una injusticia. Porque Tormenta de Espadas es todo lo que he dicho arriba, y más. Es colosal. Quiero decir, el tremendo ejercicio de escritura del que aquí hace gala Martin, es merecedor de todos los elogios del mundo. Coloca estrategicamente todas las piezas en su justo lugar, cada peón es movido de formas impredecibles y asombrosas. Cada página, cada capítulo, cada personaje… Todo está hecho para maravillar, para entretener a la perfección. Un libro de más de 1.000 páginas que tuve el coraje de leerme en tres semanas, porque lo devoré como nunca he devorado un libro. Pasaba horas leyendo y aún quería más.

Me deja con la boca abierta la maestría de George para elaborar una trama tan compleja, tan llena de pequeños matices y tremendos diálogos. Tan cargada de los más variopintos personajes, cada uno danzando entre grises de cientos de tonalidades, vueltas de tuerca inesperadas, acción de aúpa, entresijos, política, muertes… ¡Y qué muertes! Incluso consigue cambiar mi visión y hacer que un personaje que antes odiaba, se convierta en uno de mis favoritos. Apabullantes escenas para el recuerdo en el Muro y más allá de él. Rabiosas y trepidantes aventuras las de Arya, soberbia travesía la de Jaime y Brienne, colosal el puto Tyrion elevándose como uno de los personajes más trabajados jamás en fantasía, acojonantes bodas con desenlaces fatídicos… Me recorre un cosquilleo solo con recordar lo que ha sido leer este libro. Ningún otro podría quitarle este merecidísimo puesto. Ferviente estoy, pletórico de que existan libros así. ¡Viva la literatura! ¡Viva la madre que parió al gordo de Juego de Tronos!

Anuncios

2 thoughts on “Mis 10 lecturas favoritas del 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s