Reflexión | ¿Por qué el SPAM está tan mal visto?

reflexion-por-que-el-spam-esta-tan-mal-visto

Vuelvo con una de mis reflexiones en el blog que ya hacía algunos meses de la última. Y es que, desde hace un tiempo, vengo gestando ciertos puntos de vista hacia una de las prácticas más conocidas y extendidas de todo internet; el spam. Sí, ya sabéis, el spam, esa publicidad que está tan mal vista por todos.

Y yo me pregunto, un momento: ¿Por qué es tan repudiado entre la gente?

¿De verdad es tan malo como creemos…?


· ¿Pero qué mier*** es el spam? ·

Bien, antes de empezar con mis cavilaciones personales, hay que dejar claro que no todo el spam es igual ni todos los que hacen spam lo hacen igual. ¿Entendéis por dónde voy? Yo he estado en foros de internet durante años (los que mejor me conocéis ya sabéis por dónde), y me he visto de todo, os lo aseguro. Desde niños que no saben ni enlazar sus cosas bien, hasta personas con un talento innato para la originalidad. Pero por desgracia, la mayoría de casos suelen ser los primeros y dentro de ese saco podéis encontrar también los típicos usuarios que sueltan sus mierdas y se van tan campantes a otro sitio.

Luego está, el que me gusta denominar: “el otro spam”. Este es el que sucede por correo electrónico y nos llega de parte de marcas grandes, empresas, tiendas de ropa, de lo que sea… Y también es el mismo que pulula por todo internet y que seguramente no estás viendo porque has acabado tan harto que te has instalado Adblock, ¿verdad? Sí, ese también es spam. Es publicidad, al fin y al cabo. Y a veces más intrusiva que cualquier otra.

lata-de-spam
La archiconocida latita de SPAM…

Pero del que a mí me interesa reflexionar hoy, es sobre los primeros tipos de spam mencionados, los que llevan a cabo personas como tú o como yo, y sobre todo, me interesa reflexionar sobre este, porque últimamente yo he sido uno de esos tipejos que hace spam… «¡Oh! Pero, ¿cómo? ¿Qué has hecho spam por ahí? Serás desgraciado, ¡voy a cerrar ahora mismo esta página!»

No, espera, por favor. Te invito a que sigas leyendo, ahora viene lo bueno…

 · Puntos de vista ·

Vale, como muchos ya sabéis (y si no lo sabéis es vuestra oportunidad), hace unos meses me creé un canal de YouTube llamado igual que este blog. Y mis intenciones las dejé claras con esta entrada; quiero, básicamente, hacer vídeos con contenido similar al que trato por aquí (cine, series, videojuegos…). El caso es, y esto lo sabrán muy bien las personas que hayan intentando levantar cualquier tipo de proyecto enfocado a un público, que cuando empiezas no te conoce nadie. Es así. A no ser que seas una especie de Dios o un Brad Pitt, yo que sé, pues como que nadie te va a hacer ni caso. Por pura casualidad, si eso, tus amistades más cercanas lo verán, y poco más… Incluso yo, que creé aquella entrada y avisé a mis lectores del blog (y a mis amistades de Facebook y seguidores de Twitter), todavía hace escasos días que he llegado a mis primeros 100 suscriptores en el canal. ¿Os parecen muchas personas? Sí, posiblemente sean muchas para un tipo como yo. Pero os recuerdo que ahí fuera hay señores como ElRubius con más de 20 millones de personas siguiéndole. Millones, ¿eh?

(Aunque, en fin, compararse no es bueno, solo quería hacer hincapié en lo ridícula que es mi cifra).

Entonces es aquí cuando llega el spam. Para alguien como yo, que ha empezado un proyecto al que le dedica horas y horas y mucha pasión, y quiere verlo crecer porque cree que merece la pena, el spam es una primera vía más que plausible. ¿Por qué? Bueno, porque si vas y enseñas tu trabajo a gente que le pueda interesar, estarás captando un público poco a poco. Eso, o no haces spam y esperas, y esperas, y esperas, y esperas… y te mueres, y esperas muerto, y esperas, y renaces, y por fin ves que, entre el océano que es internet, después de eones, tu contenido ha empezado a llamar la atención a ciertas personas. Pero, no sé si os habéis dado cuenta… Quiero decir, ¡que tienes que esperar un montón para que crezca! Ah, bueno, esperar, y tener suerte. Porque la jodida suerte también es importante.

YouTube no da visibilidad ninguna a canales que empiezan. Esos canales no le son rentables. Ellos apuestan por los canales ya asentados y con millones de visitas. Yo soy una mota de polvo en sus estadísticas. Pero incluso cambiemos de perspectiva, este blog, por ejemplo; también es una mota de polvo. Después de casi 3 años, que se dicen pronto, este blog ha empezado a tener 1.000 visitas en un mes. Y eso con suerte, si te comparten en algún sitio o publicas alguna entrada que llame la atención. Y este blog no lo he “spameado” por ahí, al contrario que el canal.

Con respecto a este último, y ya volviendo al hilo de esta reflexión, os comento que he ido dejando caer algún que otro vídeo en foros o webs que considero pueden tener buena cabida. Así, algunos vídeos sobre videojuegos los he publicado en sitios como 3DJuegos, Vandal o Mundogamers. Y vídeos sobre cine o series, los he pasado por los foros específicos de MeriStation o Pordede. Todo ello tratando siempre de mantener una aptitud agradable, fomentar debates en los comentarios, y presentarme educadamente. ¿Cuál es mi sorpresa cuando en algunas ocasiones la gente me ha saltado a la chepa quejándose del spam? Bueno, sorpresa… No sé ni porqué me sorprendo.

¡Hasta arriba de SPAM!

Porque, como digo, el spam está mal visto. Incluso el “inofensivo” como puede ser el mío. Yo entiendo perfectamente que si llega un tío cualquiera a un lugar que más o menos no corresponde, y escribe corriendo algo como: «ey, ola!!, pasars x mi canal de yotube, subo gaymplays de maincraf y cool of diuty, jrasias, sub x sub.. un saludo!! xd xd».

Pues hombre… como que no gusta, ¿verdad? Se nota que solo quiere visitas y no le importa nada más. Ni los modales, ni el ambiente, ni la ortografía… Eso lo entiendo. Pero de ahí a que llegue alguien, muestre un trabajo más o menos decente con educación, y la gente se le eche encima como un apestado, pues no mola.

Es un poco exagerado.

· ¿Y entonces, tan malo es? ·

No creo que todo el spam sea malo. Primero, si alguien lo hace con educación y tratando de fomentar algún tipo de actividad, está bien. Segundo, si el lugar donde se expone es el correcto, ¿dónde está el problema? (no es lo mismo publicitar tus bonitas aptitudes para el maquillaje en un foro de videojuegos que en un foro de estética). Y tercero, si el contenido “spameado”, finalmente te resulta agradable, ¡estás conociendo algo que te gusta!

Y esa, para mí, es la parte más importante. Si todo lo demás es aceptable, y entonces descubres algo que hasta entonces desconocías, y te gusta, le sacas un beneficio. Ese es el objetivo verdadero del spam, ¿no? Dar a conocer algo a un público concreto. Es como los anuncios de televisión, o los posters publicitarios de las calles. Están por ahí pululando, y tú decides si quieres darle tu atención o no (recordemos que nadie te obliga). Mientras no sea simple basura barata, no veo dónde está el problema. Y os juro que he llegado a recibir comentarios muy absurdos. Cosas como: «En otras circunstancias, te habría dado me gusta al vídeo, pero como es spam…» Y yo me pregunto: ¿pero qué coño?

De nuevo, y ya para terminar, hago hincapié en que no todo el spam es malo. Muchas veces se desprestigia por la mala fama que ha cogido gracias a esas personas a las que no les interesa más que una visita. Pero al menos a mí en particular, me interesa llegar a alguien que pueda apreciar mi contenido, que disfrute con ello, porque a mí también me gusta encontrar cosas que me agradan, y porque dedicar un trabajo a algo y luego ver que eso genera buenas sensaciones en la gente que lo ve, es muy gratificante. Y es, en definitiva, lo que te impulsa a seguir haciéndolo. Sobre todo, como digo, al principio, cuando no te conoce nadie.

Reflexionad sobre esto: Cuando alguien comparte algo que le ha gustado en Facebook, por ejemplo, ¿a que no pensáis; «joder, ya está el pesado este haciendo spam», a que no? Entonces, ¿por qué si el que lo comparte es el autor original de dicho trabajo, tantos se llevan las manos a la cabeza…?


¿Vosotros qué opinión tenéis acerca del spam? ¿Compartís mis puntos de vista?

Anuncios

2 thoughts on “Reflexión | ¿Por qué el SPAM está tan mal visto?

  1. Buenas Daniel! Quería comentarte de que te conocí por el “spam” que pusiste en Meristation sobre pelis raras y me gustó tanto que me suscribí automáticamente y me vi todos los vídeos del tirón. Aprecio mucho tu trabajo y quiero darte mis ánimos porque seguro que crecerás mucho, y por favor, no dejes de hacer lo que haces. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s