BELLEZA

El renacido es una de mis películas favoritas. Lo es desde que la vi por primera vez en el cine en su día de estreno. Fue un alucine total, un espectáculo para los sentidos (sobre todo para la vista), y no pude dejar de sentir una fascinación absoluta durante todo su metraje. Iñárritu propone aquí una experiencia visceral, una historia de venganza y supervivencia extrema que te atrapa en el asiento y te ahoga con la impresionante fotografía de Emmanuel Lubezki (quizá el Óscar más merecido de la historia), una banda sonora entre ambiental y primitiva, y unas interpretaciones llenas de energía.

Pocas películas poseen unos escenarios tan bonitos como los de esta cinta. Es algo que entra por los ojos desde el segundo uno. Y no solo los paisajes naturales brillan, sino también los encuadres, los movimientos de cámara y el ritmo. Hace unos meses le dediqué un vídeo a Silencio, la película de Martin Scorsese, porque me había llamado mucho la atención en ella el uso de los sonidos. En este caso, es obvio que de El renacido lo que más me llama la atención es su cuidada puesta en escena, sus increíbles tomas. Al recordarla hace poco, me entraron ganas de hacer un vídeo semejante, un vídeo que simplemente recoja algunas de las imágenes más bonitas e impactantes del filme de Iñárritu. Y finalmente así lo he hecho. Como con el vídeo de Silencio, os aviso de que esto no es algo habitual en mi contenido, se sale de lo común. Es más un pequeño homenaje, un acercamiento detallista para disfrutar con los sentidos y para que sean las imágenes las que hablen por sí solas.

Así que… creo que ya está todo dicho. Espero que lo disfrutéis.

[Belleza]
(Vídeo detalle)


¿Qué opináis vosotros de esta fascinante película?

Anuncios

Birdman o (la inesperada musicalidad de su batería)

Birdman o (la inesperada musicalidad de su batería)

Birdman, la gran ganadora de los Óscar 2015. El último gran éxito de Alejandro G. Inárritu. La gran crítica al mundo de Hollywood y los entresijos de los actores. Soy consciente de lo mucho que se habrá hablado ya de la cinta en internet. De hecho, yo mismo he visto ya bastantes artículos. Es una peli muy buena, muy interesante, y muy entretenida, el Óscar a mejor película es merecido (aunque me duele un poco que no se lo llevase Boyhood).

A primera vista, Birdman para mí era ya una perla que destacaba entre la multitud. ¿Por qué? Bueno, porque me enteré de que la peli estaba rodada en un falso plano secuencia toda ella, y, a mí me chilflan los planos secuencia. No lo negaré. No puedo evitarlo. Es algo que va más allá de mi razonamiento. Plano secuencia que veo, plano secuencia que disfruto al 100% como un niño pequeño, con la boca abierta y babeando (es solo una alegoría de lo mucho que me gustan, tranquilos). Así que la promesa de Birdman y su plano secuencia era suficiente para que pagase su entrada de cine. El caso es que ahí iba yo el pasado miércoles, con la ilusión de disfrutar de mis dos horitas de plano secuencia, y me encuentro, de pronto, con otra perla de la que no se ha hablado tanto en internet. ¿Qué pasa pues, con la banda sonora?

Sigue leyendo