Atrapa almas / Micro relato

Atrapa almas—Amor —dijo ella radiante—, ¿sabes eso que dicen de que los ojos son el espejo del alma?

—Sí —contestó él.

Ella siguió;

—Pues creo que están equivocados porque esta noche tu espejo está mucho más abajo.

—¿Dónde? —quiso saber él.

—Aquí, aquí mismo —y su delicada mano apretó la dura entrepierna de él.

—Cariño —se apresuró a decir el hombre, sonriendo.

—¿Qué pasa?

—Que eso es mi teléfono móvil.

© Daniel González Pérez
Anuncios