The Last Guardian y el deleite visual

The Last Guardian es uno de esos particulares juegos que cosechan más atención durante su desarrollo, que durante su etapa en el mercado. La última obra hasta el momento de Fumito Ueda se ha ganado, no sin razón, todo tipo de opiniones que van desde las mejores alabanzas, hasta las quejas y decepciones más profundas. Está claro que es un título que no deja indiferente a nadie entre su público.

Hace unas semanas pude jugarlo por fin, y, me entraron unas súbitas ganas de escribir sobre él. Finalmente así lo hice y mi texto se publicó a modo de artículo para La piedra de Sísifo. Sin embargo, quería rendirle también tributo en mi canal convirtiendo mis palabras en vídeo. Y hoy estoy aquí para mostraros el resultado, uno del que estoy muy orgulloso porque le he puesto mucho cariño y dedicación, y creo que he conseguido alcanzar mis mejores cotas de calidad. Para mí se encuentra ya fácilmente entre mis vídeos favoritos del canal, y espero que para vosotros también sea así.

En fin, aquí os lo dejo. No es un análisis al uso. Ni tampoco una crítica. Son pequeñas pinceladas sobre detalles que hacen de este un juego único e inolvidable. Un enfoque diferente, para una obra diferente.

[The Last Guardian y el deleite visual]


¿Habéis jugado a The Last Guardian?
¿Qué os parece este juego?

Anuncios

Me he creado Wattpad (¡sígueme!)

Me he creado Wattpad

¡Así es, me he creado Wattpad! Hacía ya un tiempo que conocía la plataforma y, no sé porqué, nunca me entraron las ganas de crearme un perfil y subir mis escritos. Sin embargo, hace unas semanas me paseaba yo por internet como de costumbre cuando de pronto vino a mi cabeza el nombre de la web. Y, esta vez ya sí, y de nuevo sin saber muy bien porqué (al parecer en mi cabeza no hay nadie a los mandos, ¿cierto?) me creé una cuenta.

«¡Uoh, uoh! Pero, Dani, para el carro, ¿de qué demonios nos estás hablando? ¿Un Watt… qué? ¿Que te has creado lo cualo? Mi no entender nada…» Vale, vale. Tenéis razón, voy muy deprisa. Pero no pasa nada, para eso os leo las mentes y puedo echar el freno y explicaros todo paso a paso.

¿Listos? Venga, que rebobino, dejad que programe un segundito mi máquina del tiempo.

Sigue leyendo