Mis canciones favoritas de Radiohead

Mis canciones favoritas de Radiohead

¡Por fin! ¡Por fin! Por fin después de 5 años de espera Radiohead han lanzado nuevo disco. El pasado 8 de mayo publicaron A Moon Shaped Pool, su noveno álbum de estudio. Mis simples oídos mortales, que en realidad no son dignos de tal cosa, ya han perdido la cuenta de las veces que he puesto a sonar dicho disco. Con motivo de celebración general (y como nunca viene mal), he estado dándole un amplio repaso a la discografía de esta banda de Abingdon las últimas semanas. De arriba abajo. Los que me conocéis mejor ya sabréis que Radiohead es mi grupo favorito de música. El año pasado ya conté que tengo una adicción con ellos. Así que, finalmente me he decidido, dispuesto a no dejar pasar esta grandiosa oportunidad, quiero recomendaros (una vez más) a la que creo, sin miedo a equivocarme, es una de las mejores bandas del mundo.

Anteriormente ya he hecho algo parecido contándoos cuáles son mis canciones favoritas de Mogwai o Explosions In The Sky. Hoy, por ser más especial esto, voy a hacer un poco de trampas. La lista que he seleccionado trata de mi canción favorita de cada disco del grupo (dejando a un lado otras preferencias). Con lo cual, salen un total de 9 canciones, una por cada disco. Por supuesto, esos 9 temas no son mis absolutos favoritos del grupo, pero lo hago así para darle otro aire y repasar todos sus discos.

¿Listos para saltar a un mundo musicalmente celestial? Conectad vuestros mejores cascos y poned el volumen al máximo. Ah, y los fans de la banda ya podéis ir directamente a los comentarios a dejar vuestra lista de favoritas (no espero menos). Venga, ¡esto comienza!

Sigue leyendo

Anuncios

Hoy tengo el día Radiohead

radiohead-3Me pasa a menudo. Puede que una vez cada mes. Algo se desconecta en mi cerebro y acudo a mi particular cielo musical. Desde que conozco Radiohead, siempre es así. Habré escuchado sus canciones cientos de veces, y nunca es igual. Cada vez es una nueva experiencia con la que viajar lejos. Entonces ocurre, ese día, por lo que sea, los necesito. Y ahí están, otra vez. Como si fuesen un viejo amigo al que te encanta volver a ver. Me dejo llevar de su mano y vuelo hacia el infinito. La sesión puede durar mucho o poco. Aún recuerdo el último día Radiohead que tuve; tumbado en el sofá con las luces apagadas y la música a todo volumen. La voz de Yorke envolviéndome, la batería manteniendo mi ritmo en los tobillos, las armonías que vienen y van… Y luego, pasos sinsentido y sentimientos extraños. Así pueden ser mis días Radiohead.

Sigue leyendo