Atrapa almas / Micro relato

Atrapa almas—Amor —dijo ella radiante—, ¿sabes eso que dicen de que los ojos son el espejo del alma?

—Sí —contestó él.

Ella siguió;

—Pues creo que están equivocados porque esta noche tu espejo está mucho más abajo.

—¿Dónde? —quiso saber él.

—Aquí, aquí mismo —y su delicada mano apretó la dura entrepierna de él.

—Cariño —se apresuró a decir el hombre, sonriendo.

—¿Qué pasa?

—Que eso es mi teléfono móvil.

© Daniel González Pérez

Me he creado Wattpad (¡sígueme!)

Me he creado Wattpad

¡Así es, me he creado Wattpad! Hacía ya un tiempo que conocía la plataforma y, no sé porqué, nunca me entraron las ganas de crearme un perfil y subir mis escritos. Sin embargo, hace unas semanas me paseaba yo por internet como de costumbre cuando de pronto vino a mi cabeza el nombre de la web. Y, esta vez ya sí, y de nuevo sin saber muy bien porqué (al parecer en mi cabeza no hay nadie a los mandos, ¿cierto?) me creé una cuenta.

«¡Uoh, uoh! Pero, Dani, para el carro, ¿de qué demonios nos estás hablando? ¿Un Watt… qué? ¿Que te has creado lo cualo? Mi no entender nada…» Vale, vale. Tenéis razón, voy muy deprisa. Pero no pasa nada, para eso os leo las mentes y puedo echar el freno y explicaros todo paso a paso.

¿Listos? Venga, que rebobino, dejad que programe un segundito mi máquina del tiempo.

Sigue leyendo

Caleb, algún día te caerás / Micro relato

Es una soleada tarde de otoño y los pies de Caleb penden de la rama de un árbol, balanceándose de aquí para allá con parsimonia. Hojas muertas se precipitan hacia abajo, y siempre alguna juguetona intenta aferrarse al cuerpo del pequeño Caleb, sin lograrlo.

Los ojos del chico contemplan con añoranza los rayos de sol filtrándose entre las robustas ramas y cómo su hermana juega allí cerca en el césped del suelo. Todo en este hermoso día le hace recordar su fatídica caída.

—Emmeline —pronuncia Caleb entristecido—, hermanita, ojalá estuviese vivo todavía para poder seguir jugando contigo.

© Daniel González Pérez


Este micro relato resultó finalista del II certamen de microrrelatos de terror de la editorial Círculo Rojo, y forma parte de la antología Micro Terror II, publicada en abril de 2018 en colaboración con Obra Social La Caixa y con prólogo del escritor Javier Pérez Campos. Si estás interesado en adquirir un ejemplar del libro, en el que participan hasta 120 autores, puedes hacerlo desde la web oficial de la editorial (todos los beneficios son destinados a fines solidarios).

Enlace de compra: 
http://editorialcirculorojo.com/micro-terror-ii-certamen-de-microrrelatos/

De la vez que participé en dos concursos literarios…

La semana pasada estuvo cargada de emociones. El jueves me desperté como todos los días, pero en realidad ese jueves era un día especial. El 15 de octubre se daba el fallo de un concurso de micro relatos en el que había participado en verano. Estaba nervioso pues había tenido ocasión de leer mi relato ante diferentes personas y entre todas causó un buen y satisfactorio impacto, por lo que es normal que quisiese que los jueces del concurso opinasen lo mismo. Me refiero al III concurso nacional “Tono Escobedo”, ¡del que he sido uno de los ganadores!

Concurso

Sí, como leéis. Aquella mañana de jueves, mientras esperaba a que sonase el timbre para entrar en clase, me llegó un correo al móvil. Ansioso al ver que era del organizador del concurso, lo abrí inmediatamente y leí con fervor. Después, deslizando con el dedo la fila de participantes y ganadores, descubrí que mi relato y mi nombre figuraban como ganadores de mi categoría. Imaginaos cómo me sentí. Aquello sí fue un “buenos días” y no eso que se dice por simple cortesía a los demás.

Sigue leyendo

Caer… / Micro relato

Time

El tiempo está pasando lento, muy lento.
Cuentas hacia atrás, y las agujas del reloj cambian su rumbo.
La marea se retrae, las nubes caen, la lluvia sube.
Comes con los ojos, miras con los dientes.
Aplaudes con los pies, caminas con las manos.

El tiempo está pasando lento, muy… muy lento.
No quieres estar aquí, pero temes irte.
¿Qué hacer, pues? ¿Qué hacer?
Seguir contando. Perder la cuenta. Caer, y caer…
Hasta que el tiempo se detenga.

© Daniel González Pérez