Nunca más es mucho tiempo / Fragmento de La carretera

La carretera
La carretera (The Road)

Hacía ya un tiempo que no dejaba caer por el blog algún extracto o fragmento que me gustase de un libro, y la verdad es que ya iba tocando (además, en nada va ser el día del libro, por lo tanto como se suele decir; dos pájaros de un tiro). Recientemente he leído La carretera (The Road), la obra ganadora del Pulitzer de Cormac McCarthy publicada en 2006, y no he podido resistirme a compartir con vosotros un breve pero estupendo trozito de esta novela que, si te lo propones, puedes leerte en unas pocas sentadas.

Sigue leyendo

Anuncios

Mis canciones favoritas de Mogwai

Mis canciones favoritas de MogwaiHace ya muchos años, cuando era un chaval empezando su etapa de instituto y no tenía muy claras mis tendencias musicales, me dejaba guiar por las influencias de los más mayores, de mi hermano, o mi primo, o mis amigos. Un poco por efecto rebote empecé a escuchar grandes bandas icónicas de rock o heavy metal como Metallica, Iron Maiden, Red Hot Chili Peppers, System Of A Down, o Linkin Park. Pero no fue hasta que conocí a Mogwai, que mi mente se abrió a la experiencia de oír música que te transportase a otros lugares. Sí, todas esas bandas estaban bien para llenarse de energía, pero Mogwai era otra cosa totalmente diferente. Era un viaje, un recorrido, una burbuja en la que entrabas y ya no podías salir. Y si salias, ya no eras el mismo de antes.

Así fue como conocí el post-rock. Ese género musical que tantas cosas ha aportado a mi vida y a mi personalidad. Me enamoré del post-rock, y Mogwai fue el culpable de ello. Porque un día, sin recordar ya cómo, los encontré de alguna forma. Su música llegó a mí. Encontré en ellos todo un abanico de posibilidades musicales que hasta entonces desconocía, y me lancé de cabeza a ese selecto grupo de gente que ama el post-rock y lo siente y lo vive en sus entrañas con una devoción ferviente. Por eso hoy quiero hablaros de ellos y hacer un repaso a las que, bajo mi humilde punto de vista, me parecen las mejores canciones de toda su carrera.

Sigue leyendo

La estúpida moda del cine oscuro y “maduro”

Madre mía, pero si esto es el festival del color
¡Madre mía!, pero si esto es el festival del color.

Voy a ir al grano con el tema de hoy; estoy un poquito hasta las narices ya de la estúpida moda que está pasando la industria del cine desde hace unos años con las grandes producciones palomiteras. Me refiero a esas películas que se maquillan de “maduras”, adultas y complejas. Esas que oscurecen todos sus colores, ofrecen una fotografía plana y aburrida, y quieren que después digamos: «Vaya, qué profunda y reflexiva esta obra que acabo de ver. Qué intelectual, qué maravilla». Pues una mierda.

En serio, ¿qué está pasando? No dejo de verlo repetido una y otra vez y mis ojos ya están cansados. Hablo de películas de superhéroes, de remakes absurdos de cuentos infantiles, de reboots de personajes icónicos de la historia del cine o la literatura, de este tipo de cine juvenil o moderno que intenta ser lo que no puede ser, y de más, mucho más… Hablo de películas como Spiderman 3 (sí, la versión emo de Spidey de Sam Raimi), de Drácula, la leyenda jamás contada, de 4 Fantásticos, de Los Vengadores, de Capitán América, Thor, Cenicienta (2015), Maléfica, Los Juegos del Hambre, Divergente, Star TrekEl Hombre de Acero, Cincuenta sombras de Grey (obvio), Crepúsculo… ¿Pero qué cojones pasa? ¿A dónde vamos a llegar?

Sigue leyendo