Nuevo nombre y esas cosas

¿Os habéis fijado? ¡El blog tiene nombre nuevo!

El abismo de las ideas

Voy a explicarme. Llevaba tiempo queriendo cambiarle el nombre al blog. Pesadillas del Futuro es un buen nombre, pero no era un nombre que me gustase para el blog. No me convencía del todo. El caso es que cuando cree el blog lo hice para compartir cosas de mi primera novela, pero también cosas personales. Ahora ha pasado tiempo, y el blog lo estoy dedicando más a cosas personales, a ideas que rondan por mi cabeza. Así que era obvio para mí que no podía quedarme con ese nombre.

Este es, espero, el último cambio grande que haré (también podéis ver que he añadido en la barra de la derecha la sección: «Leyendo…», por si tenéis curiosidad por saber qué estoy leyendo en estos momentos. Al igual que algunos detallitos estéticos más. Y la dirección url del blog también ha cambiado). Ya el año pasado modifiqué el diseño del blog y no quiero marear más con tanta variación. Perdonar las molestias.

¿Y a qué se debe este nuevo nombre? ¿Por qué «El abismo de las ideas»? Bueno, es sencillo; mi mente es como un abismo. La mente de cualquiera, en general, es como un abismo. Cada día nos rondan cientos de ideas fugaces que se escapan en un abrir y cerrar de ojos, cayendo en el olvido. Todo está siempre desordenado. Es un caos. Un auténtico desorden de ideas. Pretendo que el blog sea un reflejo del caos de mi mente. Pretendo almacenar aquí muchas de mis ideas, de mis opiniones, de… cosas, en general… Así que aquí estamos, cayendo en el abismo de las ideas.

¿Os gusta? A mí sí.

Anuncios

3 meses de vida

3 meses, 12 semanas, 90 días… Pesadillas del Futuro cumple hoy 3 meses de vida. 3 meses desde que fue subido a internet y puesto a la venta para cualquier lector. Desde entonces han pasado muchas cosas. Hoy simplemente me apetecía repasarlas un poco, mirar atrás, pero también adelante.

Hagamos un poco de resumen: Desde que Pesadillas del Futuro salió a la venta, han pasado tres meses, he salido en un periódico digital con la novela, también en cuatro de papel, he hecho una presentación, se ha sorteado una copia digital, hay también una copia física en la biblioteca de un instituto, ha sido comprado incluso en Mexico, se ha puesto a la venta en Amazon, se ha escrito una reseña y se ha presentado en algunos blogs… No está mal. No está nada mal. Lo grande de todo esto, es que yo, allá por 2011 cuando me senté a escribir la novela, no tenía ni la menor idea de que todo esto ocurriría. Pensaba que sería solo un pasatiempo. Un desafío personal que quería cumplir. Con el desarrollo de lo escrito y el paso del tiempo poco a poco fui imaginando cosas. Me imaginaba publicando la novela de alguna manera, me la imaginaba en mis manos… Y ahora, después de tantos esfuerzos y trabajos he conseguido todo esto. Puede que parezca poco, pero para mí es mucho. Y significa mucho. Es más de lo que, como decía, me imaginaba en un principio.

Sigue leyendo