¿Se nos rompió la nostalgia de tanto usarla?

¿Vivimos atrapados en la nostalgia?

Este es un tema que tenía en la mente dando vueltas últimamente, y me apetecía tratarlo en un vídeo para el canal (sí, lo sé, este en cuestión ha tardado en salir, pero creo que la espera ha merecido la pena). Básicamente tanto en el cine como en los videojuegos he notado que de un tiempo a estar parte se está abusando bastante de la práctica de hacer remakes, reboots, y remasterizaciones de casi cualquier obra que en su día marcase época. Pero, ¿hasta qué punto eso es bueno o malo? ¿Nos beneficia o nos afecta de alguna manera?

Bueno, si queréis saber mi opinión, no tenéis más que ver el vídeo. ¡Espero que os guste!

[¿Se nos rompió la nostalgia
de tanto usarla?]


¿Vosotros qué opináis de este tema?

Robin Williams: el payaso triste

robin-williams-el-payaso-triste

Robin Williams era mi actor favorito.

Hace ya más de dos años desde su marcha, pero yo lo sigo recordando con cariño y sigo volviendo a sus películas de cuando en cuando. Desde que abrí mi canal de YouTube el verano pasado, he tenido la espinita clavada de rendir homenaje a este gran hombre con un vídeo especial. Por una cosa o por otra, todavía no lo había hecho, pero…

Hoy, por fin me saco esa espinita.

He preparado un vídeo en su honor. Con él me salgo un poco de la tónica habitual del canal, pero sentía que necesitaba hacerlo. Estoy seguro de que gustará a todos los que algún día sintieron admiración por Robin, pero, más aún; a todos los que (como yo), crecimos viendo sus películas.

Gracias señor Williams por tantos buenos momentos. Muchos de nosotros te seguimos recordando con pasión. He aquí, por mi parte, una pequeña muestra de ello.

Robin Williams: el payaso triste

Reflexión | ¿Están condenados a morir los videoclubs?

Están condenados a morir los videoclubs

Llevo un buen tiempo con este sentimiento mezclado de nostalgia, añoranza y algo de incertidumbre rondando alrededor de mí. Es una combinación de recuerdos, otras veces de pensamientos surgidos de mi imaginación, o simples preguntas lanzadas al aire sin respuesta alguna. ¿Están condenados a morir los videoclubs? Es más, ¿alguien sigue yendo a los videoclubs? Sí, alguien sigue, seguro, no me cabe duda. Pero es obvio que es un negocio que está de capa caída. Hoy quería hablar un poco sobre ello. Y conocer también vuestras opiniones o historias si tenéis al respecto.

Sigue leyendo

Tiempos olvidados / Cortometraje

¿Qué harías cuando ya no queda nada, cuando se borra el sabor de lo dulce, cuando ya no se escuchan risas de niños, cuando desaparecen las historias, cuando todo se torna oscuro y todo se evapora, incluso las nubes…?

La vida a veces se corta, se resquebraja, y muchas veces el tiempo, con sus caprichos, es quien rompe esa línea. La vida a veces se oscurece, se apaga, se funde a negro más temprano de lo que esperamos. Pero siempre quedan los recuerdos. O mejor a veces.

Si los tuyos se desvanecieran, ¿en qué cueva te refugiarías?

Tiempos olvidados

Esta es la sinopsis de Tiempos olvidados, cortometraje ideado por la escritora Tamara Andrés (Amentalista, 2015), y dirigido por mi hermano, Adrián González. Hoy, mi intención, es haceros llegar esta pequeña pieza si es que todavía no la conocéis. Como yo no quería faltar a la cita, metí las narices en todo este asunto y al final los diseños publicitarios del corto son cosecha propia. Además también puedo afirmar con orgullo que ayudé durante un par de días de rodaje como Script (ganándome un preciado lugar en los créditos, jéh).

La idea de Tiempos olvidados surgió ya hace casi un año, cuando Tamara escribió la historia. Mi hermano por su parte, es un apasionado en esto de grabar cosas y, además, ha terminado hace nada sus estudios de producción audiovisual. Por si fuera poco, creó Gliese Audiovisual, un espacio propio en el que cubrir proyectos, así que el verano de 2014 parecía el momento perfecto para plasmar la idea de Tamara con una cámara. Después de que lo planeasen mucho, y tras conseguir estupendos actores (Miguel Condal y María Carrera, actores de Pinga Teatro) y localizaciones, se pusieron manos a la obra. Como dije antes, yo conseguí colarme por ahí para echar una mano. El corto fue rodado en diferentes lugares de los alrededores de Pontevedra, y poco a poco lo han ido presentado por la zona; Vigo, Bueu, Santiago de Compostela, la propia Pontevedra…

Ahora, después de casi un año, por fin está disponible en internet para disfrute de todos. Y claro, me he visto en la obligación de publicarlo en el blog. Son apenas 6 minutos que os pasarán fugaces como pasan a veces las horas en nuestra vida. Una bonita historia que os hará reflexionar sobre nuestra fragilidad y lo mucho que hay que disfrutar plenamente del tiempo que poseemos. Sin más, espero que os guste. Y por supuesto, que lo compartáis con la gente que queréis. Merece la pena.

La forma perfecta de ver Toy Story

En España estamos a menos de dos semanas de que se estrene la nueva peli de Pixar; Del revés (17 de julio), lo que hace recordarme otras cintas del famoso estudio de animación. Me encanta Pixar, es de mis estudios favoritos, y ya no solo dentro del ámbito de la animación. Me mola tanto que de hecho hice en su día un artículo en La piedra de Sísifo contando una interesante teoría que la gente de internet ha ido fabricando acerca de cómo todas sus pelis están conectadas entre sí.

Toy_StoryPero hoy quiero centrarme en solo unas cintas en particular del estudio. Precisamente la que lo originó todo. La saga que seguramente más beneficio y reconocimiento mundial les ha dado. Hablo de Toy Story. La estupenda historia de los juguetes que poseen vida propia. Toy Story me ha marcado mucho en mi vida. Empezando porque es de las primeras películas de animación que recuerdo (aunque creo que la primera que vi fue Bichos). Siguiendo con que la idea que propone, que los juguetes están vivos y sienten, era algo que de pequeño me fascinó muchísimo. Tanto que así lo creía. Y miraba mis juguetes y los consideraba seres vivos, no cosas inertes. Y claro, fantaseaba con que ellos vivían aventuras cuando yo no miraba.

Toy Story es una completa maravilla. Bueno, casi todo lo que salga de las manos de Pixar es una obra de arte. Siempre que pienso en el futuro, y en si algún día tendré hijos, una de las cosas que más me emocionan, es imaginarme enseñándoles las películas del estudio. Películas con las que yo, y tantos otros, hemos crecido. Y que por mucho tiempo que pase, siempre serán preciosas. No hace falta que diga por lo que Pixar es grande. Todos lo sabemos. Son capaces de crear historias que entiendan los niños, con las que estos puedan disfrutar, pero al mismo tiempo alcanzar a los adultos y mandar un mensaje muy potente.

Sigue leyendo