Explicación de Mulholland Drive / (Análisis)

explicando-mulholland-drive

Damas y caballeros, gentes de bien, pasen, ¡pasen y vean!

¡Hoy tenemos nuevo vídeo en el canal de YouTube! Y con él estrenamos una sección que a todo cinéfilo que se precie seguro le gustará. Hablemos de Mulholland Drive, una de las películas más icónicas del siempre enigmático y críptico David Lynch…


Pues sí, el nuevo vídeo de hoy es una explicación de Mulholland Drive, la novena película en la filmografía de David Lynch. Una de sus cintas más queridas por el público y una de las más enrevesadas. Seguramente, si habéis visto esta peli de culto, os habéis quedado con el culo torcido al terminarla porque habrán sido dos horas y media de un completo caos argumental sin pies ni cabeza, ¿verdad…?

¡Tranquilos! ¡Os traigo la solución! Con este vídeo, intento poner un poco de orden a las ideas que el loco de Lynch plasmó en su cinta. Le busco el sentido al argumento (que, creedme, lo tiene), y os doy carta blanca en los comentarios para que aportéis vuestras propias teorías, porque si algo podemos sacar en claro, es que Mulholland Drive es una película de la que se pueden sacar múltiples lecturas.

Sin más, espero que lo disfrutéis (no hace falta decir que no veáis el vídeo si no conocéis la peli, ¡porque hay spoilers muy gordos!). Si os gusta, seguiré añadiendo a esta nueva sección otras explicaciones de películas difíciles de entender (podéis dejarme sugerencias), porque será por películas…

¡Ahí os va!

[Mulholland Drive: Explicación]
(Vídeo análisis)


¡No dudéis en comentar vuestras propias teorías sobre la película!

Anuncios

Una mirada al mundo de mis sueños

Sueños

Creo que he expresado en más de una ocasión mi admiración por el mundo de los sueños. Me parecen fascinantes. Es increíble que todos los tengamos y que cada uno de nosotros vea cosas diferentes. Cosas a veces maravillosas o enigmáticas. De pequeño solía tener muchas pesadillas que me atormentaban, pero con el paso del tiempo las fui perdiendo por el camino. Quizá por esas experiencias de noches horribles y estresantes, siempre guardé en mi interior un deseo de poder controlar mis sueños. Deseaba poder soñar con lo que quisiese y hacer lo que quisiese en esas horas.

Hace algunos años, por estos motivos, y con internet a mi disposición, comencé a investigar más a fondo sobre el mundo de los sueños. De alguna forma caí en páginas que hablaban de los sueños lúcidos. Esto me llamó mucho la atención. Al parecer, hay gente que se ejercita para tener sueños lúcidos, lo que viene a ser lo mismo que poder controlar lo que sueñas y lo que haces en tus sueños. Me explotó la cabeza. No sabía si aquello era una grotesca broma o si era real, no importaba, el caso es que yo también quería ser dueño de mis noches.

Sigue leyendo