Retoques y arreglos de fotografías antiguas

¡Hola, amigos!

Hoy me apetecía subir al blog un puñado de retoques fotográficos de los que estoy muy orgulloso. Como algunos ya sabréis, me gusta hacer cosillas en el Photoshop, y una de las muchas técnicas que aprendí estudiando preimpresión digital fue el tema de los arreglos y retoques de fotografías antiguas.

La verdad es que de todo lo aprendido en el ciclo estos fueron uno de los ejercicios más divertidos y desafiantes con los que me topé. He descubierto que me apasiona coger una foto estropeada por el paso del tiempo; con arrugas, defectos, manchas, lo que sea, y tratar de dejarla como nueva. Es un reto muy entretenido para mí. Y la sensación de lograr el objetivo y comparar el antes y el después me maravilla.

Hace unos meses mi madre me enseñó una fotografía de su padre (mi abuelo) que guardaba en la cartera, y que estaba ya muy maltratada. Al verla, se me ocurrió enseguida que podría escanearla y pasarle una capa de “pintura” nueva para intentar limpiar sus defectos y que quedase lo mejor posible.

Así que me puse manos a la obra, y el resultado es el siguiente:

Ya puestos a retocar fotos, nos pusimos a buscar otras y dimos con una de mi abuela, la madre de mi padre, que también estaba algo machacada. Con lo que, de nuevo, me animé a pulirla y el resultado final fue este:

Como veis, un trabajo minucioso. Este es un proceso que requiere de gran dedicación y bastantes horas, pues debe hacerse con mucho cuidado y a veces hay zonas de dichas fotografías que dan más problemas que otras. No siempre es fácil mantener la coherencia en los tejidos de la ropa, por ejemplo, o “crear” algo que ya no existe como es el caso de la corbata de la foto de mi abuelo. Pero al final, después de muuucha paciencia, los resultados son obvios. Tampoco creo que sean perfectos, sin embargo, me parece que lucen muy bien, y es una bonita manera de volver a tener una fotografía que se acerque a su estado de recién hecha (aunque haya truco, claro).

Durante las prácticas de clase hicimos muchos retoques y algunos de ellos me los guardé de recuerdo (llegamos incluso a dar color a fotografías en blanco y negro, pero estas desgraciadamente no las conservo). Así que para que veáis algunos ejemplos más de la magia del retoque fotográfico, os dejo una pequeña selección de varios trabajos.

Espero que os gusten. ¡Nos vemos!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Patrick Rothfuss, el genio trabajando

El genio trabajando
El genio trabajando

Abres internet como cualquier otro día, navegas distraidamente y, por cualquier casualidad del mundo, te encuentras con mi blog. «Ops, ¿qué es esto?», te preguntas, al observar una entrada con una fotografía muy curiosa. Ahí está, un hombre. Un hombre junto a su caos. Mirada turbada, gesto relajado. Qué porte tan elegante, en realidad, nadie diría que hay que ponerse así de raudo para una fotografía tan casual. Enfrente del hombre, un escritorio lleno de hojas y apuntes. Un teclado que aparenta ser de un ordenador ya bastante anticuado. Detrás de él, cientos y cientos de más hojas de papel. Más apuntes, más versiones, más trabajo…

Ahí lo tenéis, amigos, Patrick Rothfuss, el genio trabajando.

Hace exactamente dos días que he terminado de leer El temor de un hombre sabio. La segunda entrega de la trilogía Crónica del Asesino de Reyes que Rothfuss lleva escribiendo desde hace tantos años. La saga, todo hay que decirlo, que lo ha lanzado a la fama mundial. Entonces, no es de extrañar que por internet corran fotos de él en su pequeño lugar de trabajo. A estas alturas, todos los fans quieren que termine cuanto antes la tercera parte, y algunos, como yo, sienten curiosidad por saber cómo trabaja esa mente tan imaginativa.

Sigue leyendo