5 películas que debes ver si te gusta escribir

5 películas que debes ver si te gusta escribir

¡Ah, el noble arte de la escritura! La lista que a continuación sigue y que os traigo hoy es una que llevaba algún tiempo queriendo poner en el blog. El asunto va de lo que el propio título de la entrada ya dice; 5 buenas películas que quizá debas ver o te recomiendo ver si te gusta escribir. Incluso aunque no escribas, si te gusta el cine, estas son 5 recomendaciones cinéfilas muy entretenidas que te pueden interesar.

No en vano, la lista va especialmente dirigida a todos los que nos gusta la escritura porque, de una forma u otra, son cintas relacionadas con el tema; tratan de escritores, de la forma de escribir, del trabajo que requiere un guión o una novela, del tratamiento y evolución de personajes, etcétera… En definitiva, cine de calidad no solo para admirar y divertirse, sino también para aprender. Porque en general, esa es la idea de esta lista, que extraigáis de cada película un punto de valor para vuestros escritos, que os inspiréis o saquéis conclusiones únicas y nuevas formas de enfocar ideas, lo que sea. El meollo de la cuestión es salir con algo nuevo aprendido sin que resulte tedioso o aburrido (y no olvidéis que tenéis los comentarios para añadir más películas a la lista si os apetece). ¿Estáis listos?


5. Más extraño que la ficción (2006)

5. Más extraño que la ficciónVoy a empezar por esta porque, además de ser quizá la más rara de la lista, considero que es la menos grandilocuente, refiriéndome a que las demás la superan en casi todos los aspectos y de todas esta es la más… “sencilla”, por decirlo de alguna forma. Sin embargo, no me malinterpretéis puesto que Más extraño que la ficción, de Marc Forster (con guión de Zach Helm) es una genial película. Es algo así como una tragicomedia con pinceladas muy ingeniosas y poco vistas en cine comercial. La historia gira en torno a Harold Crick (interpretado de forma notable por Will Ferrel), un tipo bastante disciplinado y maniático que sigue su rutina diaria al milímetro, hasta que un buen día se levanta por la mañana y comienza a oír una voz femenina que narra todo lo que va haciendo, como si el propio Harold fuese un personaje literario y estuviese dentro de un libro, siendo el protagonista.

Esto plantea incógnitas para Harold, que quiere descubrir de dónde sale la voz, y si no será que se está volviendo loco. Pero además, esto proporciona un sentido extraño y único para la película, que juega con la voz de la mujer como narradora en muchas ocasiones, y la cual da pie a algunos gags cómicos bastante divertidos. Lo bueno tras esto es que la voz tiene un sentido de ser (que no quiero desvelar), y tras la superficie se esconde una trama algo más compleja de lo que puede parecer a simple vista. Solo digamos que hay una escritora metida en todo el asunto y que la cinta, a pesar de caminar entre la comedia romántica a veces, se aleja bastante de los convencionalismos de este género tan trillado, sobresaliendo con ingenio y dando un resultado fresco y gracioso. Lo interesante es ver cómo se le da aquí una vuelta de tuerca a ese recurso de voz en off de narrador y cómo de más bien poco, se puede sacar una historia divertida y algo alocada con algunos puntos filosóficos llamativos. Y por cierto, la banda sonora está adornada por el grupo texano de indie rock Spoon, cuyas canciones pegan genial en el ambiente cotidiano de la vida de Harold.

4. Desmontando a Harry (1997)

4. Desmontando a HarryVoy a ser sincero; no soy un gran admirador del cine de Woody Allen. No he seguido su carrera y tampoco me he molestado mucho en hacerlo. Lo que no significa que él no me guste o aborrezca sus películas. Es simplemente que no me han llamado mucho la atención y a menudo no he tenido el propósito de verlas. Bien, dicho esto, tengo que decir que sí he visto, por ejemplo; Medianoche en París (una peli también interesante si escribes), y Desmontando a Harry, la cinta que nos concierne en este cuarto puesto de la lista. Es una de las creaciones más famosas de Allen y, si no me equivoco, es con la que comenzó a experimentar más con el humor surrealista y algo caótico.

¿Y de qué va? Pues va de Harry (interpretado por el propio Woody), un escritor muy famoso que ha ganado popularidad en base a escribir sobre su propia vida, pero cambiando los nombres de la gente con la que se ha relacionado. Sin embargo, esa misma gente se ha dado cuenta de que Harry ha escrito sobre ellos sin su permiso, y debido a esto el pobre escritor está en un estado decadente de soledad porque a ninguno de sus amigos le cae bien y todos, de una forma u otra, lo odian. Admito que la película me tenía totalmente ganado en su primera media hora. El humor que maneja Allen en su guión es desternillante, muy ácido a veces, incluso tocando mucho temas de sexo, pero también muy inteligente y agudo. Y surrealista, claro. Otro punto muy divertido de la cinta es que se apoya en pequeños relatos que ha escrito Harry, y a veces nos los cuentan como si fuesen cortos dentro de la trama general de la peli (a destacar el hilarante cameo de Robin Williams como el hombre desenfocado, o el Tobey Maguire putero).

No obstante, a lo largo de la cinta mi grado de atención se fue desinflando ligeramente y me parece que empieza muy bien pero decae un poco de la mitad en adelante. Pese a eso, Desmontando a Harry es una comedia brillante, bien actuada, con un guión estupendo y algunas perlas de humor que te hacen soltar carcajadas puras. Algo surrealista a veces y un tanto extraña, eso sí (cosa que a mí me encanta). Y por cierto, tiene un montaje muy particular también, con cortes rápidos como si se estuviesen desgranando las escenas, dando a entender esa idea que transmite el título; “desmontando” la vida de Harry. Fijaos en los pequeños detalles cuando la veáis, no solo en el guión reside la magia, también en cómo se cuenta este. Una lección importante aplicable a la labor de la escritura.

3. Barton Fink (1991)

3. Barton FinkLos hermanos Coen son unos genios. Lo supe desde que vi hace mucho No es país para viejos, aún siendo un chaval que no apreciaba en toda su magnitud el cine. Pero aquella película me dejó sin palabras. Desde entonces he visto otras obras suyas y su humor negro me maravilla, como en El gran Lebowski, o Fargo. Sus guiones brillan con luz propia y ante todo son capaces de sacarse diálogos y personajes geniales de la manga. Ver películas suyas ya merece la pena simplemente por eso, en serio. Barton Fink, la recomendación número tres de esta lista, es una película quizá algo menor dentro de su filmografía, pero que se ha ganado un hueco en la memoria de muchos, entre los que me incluyo. Al contrario que con Desmontando a Harry, esta cinta de los Coen empieza normalilla para ir despuntando poco a poco. En la cinta de Allen perdía el interés progresivamente y en esta lo ganaba a cada nuevo minuto.

El argumento trata sobre Barton Fink, un dramaturgo que en 1941 ha cosechado reciente éxito por una obra de teatro estrenada en Nueva York. En Hollywood un productor cree ver en él un atisbo de futura promesa así que decide contratarlo para que se traslade a Los Ángeles y comience a escribir guiones de cine, más en concreto, empezando por uno para una película de lucha libre de serie B. Barton es un tipo extraño, taciturno, sosegado, un genio intelectual en realidad, pero no tiene gran idea de la lucha libre. Así que la peli aborda este tema; la lucha interna de Barton por sacar adelante un guión del que no tiene ni pajolera idea. Lo estupendo de esta cinta es lo repleta de detallismo que está, el tempo que posee, su ritmo de planos y actuación, la fotografía, las metáforas visuales y el ambiente. Fink se instala en el Hotel Earle, un lugar enorme y aparentemente demacrado por los años, con un conserje más raro aún que el propio lugar e inquilinos misteriosos.

La película está plagada de un diminuto puñado de personajes estrambóticos como solo los Coen saben crear, y se asenta sobre un humor negro muy curioso mezclado con la locura interna de Barton (dándole vida John Turturro en una actuación a mi parecer perfecta), que se arrastra por intentar solventar su bloqueo creativo de alguna forma. Desde nuestro punto de vista, esta cinta es interesante porque habla del complicado proceso creativo que requiere una obra, y no solo eso, sino que es además una lección de cómo construir personajes envolventes con tan solo unas pequeñas pinceladas de personalidad y cómo entretejer una trama sólida en base a diálogos afinados. El desarrollo es perfecto y todo parece sucederse con coherencia, tal y como debería ocurrir siempre en toda historia, incluso aunque sea tan extraña y loca como la que presentan los hermanos Coen aquí.

2. El club de los poetas muertos (1989)

2. El club de los poetas muertosSi esta lista de recomendaciones estuviese enfocada desde otro punto, muy seguramente El club de los poetas muertos lideraría con ventaja desde el puesto número uno. Pero aquí voy a tomarme la valentía de dejarla en el segundo lugar (y luego me explicaré sobre esto, no me matéis todavía). Esta cinta de 1989 del director Peter Weir, con guión oscarizado de Tom Schulman, es una magistral obra de arte imprescindible para todo el que guste de este el séptimo arte. De verdad. Si todavía no has tenido el placer de verla, no tardes más, aprovecha el momento y hazlo. Los que ya la hayan disfrutado, sabrán porqué hago hincapié en esto. Es una película preciosa. Más allá de que seas escritor o te guste escribir. Es una película que habla de la vida misma, del tiempo que vivimos y de cómo debemos saborearlo a cada instante, de que estamos aquí y aquí estaremos hasta que nos vayamos, y es una suerte inmensa, así que, ¿por qué no hacer algo extraordinario…? Carpe diem, amigos.

No quiero arruinar el argumento, así que resumiré todo diciendo que la historia se centra en un grupo de estudiantes de una institución privada a la que llega John Keating (Robin Williams en uno de sus mejores y más memorables papeles), un nuevo profesor de literatura que inspirará a estos chicos con sus poco ortodoxas clases a atrapar el momento y hacer valer la vida de cada uno de ellos, convirtiéndolos en librepensadores. La historia está plagada de genuinos poemas hermosos y de lecciones de vida que todos deberíamos recordar siempre, por eso para los que amamos tanto el cine como la escritura (ya ni mencionar la poesía), esta es una película increíblemente conmovedora y disfrutable (una que, además a mi parecer, debería ser de visionado obligatorio en las escuelas. No solo para que los alumnos aprendan, sino también los mismos profesores). Cada minuto de ella es apasionante y no quieres que se acabe. Te conmueve, te hace vibrar, sentir verdadera pasión, te hace reír y llorar, todo en solo dos horas perfectas. Una cinta totalmente icónica que ya ha pasado a la historia con escenas míticas como la de todos los alumnos en pie sobre sus pupitres y su; “Oh, capitán, mi capitán”. En fin, no puedo decir mucho más, ni falta que hace. Vedla, ¡vedla!

«Me interné en los bosques porque quería vivir intensamente; quería sacarle el jugo a la vida. Desterrar todo lo que no fuese vida, para así, no descubrir en el instante de mi muerte que no había vivido».

1. Adaptation. El ladrón de orquídeas (2002)

1. Adaptation. El ladrón de orquídeasY llegamos al final de la lista. Tengo debilidad por las creaciones de Charlie Kaufman. Y por la dirección de Spike Jonze también (a pesar de que no conseguí conectar con su Donde viven los monstruos). Así que por eso creo que he puesto a Adaptation. El ladrón de orquídeas, comandando esta lista. Por eso y porque el guión de esta cinta es una absoluta delicia (como lo son siempre todos los de Charlie). Adaptation. trata del propio Charlie Kaufman, es una película que coquetea sobre la cuerda floja a medio camino entre la adaptación literaria y la autobiografía, con señas muy locas de romper la cuarta pared y darle la vuelta a las cosas, claro está. La historia sigue a Charlie Kaufman (en este caso interpretado por Nicolas Cage, sorprendiendo con una actuación de lo más notoria para ser él), al que lo han contratado para adaptar al cine la obra de Susan Orlean; El ladrón de orquídeas. Un libro con una estructura narrativa muy complicada de llevar a la gran pantalla ya que ahonda demasiado en sentimientos internos y poco en “acciones físicas”.

Debido a esto, Charlie sufre un bloqueo y no es capaz de llevar a cabo la adaptación como a él le gustaría. Al mismo tiempo, su hermano gemelo, Donald, quiere dedicarse también a escribir guiones y parece tener más suerte sin complicarse tanto la vida. Y por otro lado, la propia Susan, autora del libro (interpretada aquí por Meryl Streep), hace sus apariciones intentando aconsejar a Charlie y llevando una curiosa vida privada. Como veis, es un guión un tanto extraño porque juega mucho a distorsionar la realidad. Una realidad que en cierta medida sí sucedió, porque a Charlie Kaufman lo contrataron para adaptar ese libro y, en vistas de que sufrió ese bloqueo, ideó toda esta compleja y poco habitual trama, para dotar de originalidad un libro aparentemente muy complicado de adaptar. Realmente es difícil comunicar o haceros llegar las verdaderas ideas de esta peli, o explicar cómo se desenvuelve la historia, así que sencillamente me arriesgaré a recomendarla sin decir mucho más sobre ella. A vuestro criterio queda, por supuesto, decidir si os gusta o no. Ya os digo que no es una cinta para todo el mundo, y no todos creen que sea buena.

Yo, sin embargo, la considero una gran película por su maestría a la hora de crear algo tan ingenioso de una idea tan… plana a primera vista. Tiene grandes actuaciones y es fantástico ver cómo se va liando el argumento poco a poco hasta alcanzar cotas totalmente flipantes en su último tramo, en el que parece que te va a explotar la cabeza de lo mucho que se enreda sobre sí misma. Y en especial me gusta recomendar esta peli a la gente que escribe porque, como sucede un poco con Barton Fink de los Coen, Adaptation. trata acerca de ese interesante asunto del bloqueo creativo y cómo afrontar una idea. Un tema apasionante para todo escritor. Y como es tan original, os puede dar un punto de vista novedoso para aplicar a vuestras ideas. Porque siempre se puede ir un paso más allá, sobre todo cuando se trata de mezclar realidad y ficción que, para bien o para mal, es algo natural e intrínseco dentro del mundo de la escritura.

Anuncios

2 thoughts on “5 películas que debes ver si te gusta escribir

    • Me alegro de que te haya gustado. Adaptation es una gran peli que merece más reconocimiento. Si hasta Cage está bien en su papel y aún por encima hace también de su propio gemelo, lo que suele suponer un reto para todo actor, el hecho de interpretar en una misma peli a dos personajes.

      ¡Gracias por pasarte y comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s