Tengo un problema para poner título a mis escritos

Tengo un problema para poner título a mis escritos

Llevo algún tiempo queriendo compartir esta desilusión con vosotros, lectores del blog. Sé que no estoy solo en esto, sé que no puedo ser el único. En serio, si hay algún escritor en la sala que comparta mi problema, que alce la voz y lo diga abiertamente. Animaos, formaremos un club y habrá premios para todos y esas cosas. Va, ya, en serio. Me confieso; tengo un problema para poner título a mis escritos. Un doloroso, frustrante e incómodo problema que me persigue allá a lo que mi cabeza y mis dedos escriban.

¿Qué por qué lo sé? Bueno, quizás porque hay una especie de sensación en mi interior que me molesta contínuamente cuando escribo. Más bien una sensación con vocecita que dice: «¡Eh! ¿Has pensado ya un título para esto?» «¡Eh! ¿Cómo vas a nombrar a este nuevo libro?» «¡Eh! ¿Seguro que ese título es bueno, te convence, transmite la esencia de lo que has escrito, llamará la atención? ¿Me estás escuchando? ¿Es realmente bueno? ¿Seguro? ¿Por qué no piensas un centenar de títulos más? Solo por si acaso, eh, quizá deberías darle una vuelta más, a ver si se te ocurre algo decente, inútil». Y en ese momento es cuando deseo coger una pistola entre mis manos para poder hacer callar a esa voz de mi cabeza de un jodida vez.

Veréis, ¿os acordáis de que hace unos meses dije aquí en el blog que había terminado mi segunda novela y que empezaba a corregirla? ¿Sí? Y, ¿os acordáis también que hasta tuve el valor para desvelar el título e incluso subir un par de fotos? Ejem… sí, pues tiene gracia. Esto… Que nada… Que lo he cambiado. Que el libro ya no se va a llamar así. Ya no va a ser La conjuración del tiempo. ¿A que es gracioso? ¿No? ¿Nadie se ríe? ¿Nadie? (*Dani se acerca a la pistola y amartilla el percutor…*)

Sigue leyendo

Anuncios

The Big Bang Theory ya no mola

The Big Bang TheoryAdmitámoslo; The Big Bang Theory ha dejado de molar. Y además, desde hace tiempo… Aceptemos que la serie perdió su gracia hace ya unos cuantos años y que algunos como yo seguimos viéndola por lo que fue en su día, y no por lo que es hoy. Este es un tema del que tenía ganas de hablar. Sí, porque creo que no me equivoco. Creo que todos, si alguna vez habéis visto esta serie, estaréis en mi misma posición. Al menos si sois de los que habéis venido viendo todas las temporadas. Y sí, esta es una entrada para la gente que esté en mi posición. Si no ves la serie, no creo que te interese seguir leyendo.

No voy a molestarme en explicar de qué va The Big Bang Theory y quiénes son sus personajes. Voy a tener la osadía de seguir para adelante teniendo en cuenta que si sigues leyendo, es porque te interesa y porque estás viendo la serie o la has visto alguna vez. A lo que voy; The Big Bang Theory ya no mola. Esto es así. Ya está. No pasa nada por decirlo. Fue una serie muy buena en sus primeras temporadas, y ahora es una serie más del montón. Punto. A esto se reduce todo al fin y al cabo. Las series cambian a lo largo de los años, evolucionan, varían, algunas incluso van a mejor y otras, la gran mayoría, caen en una espiral sin fondo. Y esto le ha sucedido a Big Bang.

Sigue leyendo

5 películas raras que NO recomiendo

5 películas raras que NO recomiendo

En abril os hablé aquí en el blog sobre 5 películas raras que recomiendo. Hoy quiero hacer lo mismo pero dándole la vuelta a la tortilla, y, por eso, hoy toca hablar de 5 pelis raras que NO recomiendo. ¿Y por qué NO? Bueno, porque es muy habitual encontrarse listas de recomendaciones en internet (siempre hay muchísimas y ya habréis visto montones de ellas), pero no es tan común ver listas de cosas que NO se recomiendan.

Esto lo hago, sobre todo, porque en el mundo del cine es más corriente de lo que nos gustaría el hecho de ver una película y sentirnos molestos cuando esta acaba porque no nos ha gustado nada o creemos haber perdido tiempo en su visionado. Dicho trauma puede ahorrarse si alguien nos recomienda NO ver esa clase de cine. Así que (ya que a mí me ha pasado muchas veces y creo tener cierta experiencia) espero ayudaros con estos cinco ejemplos de pelis que os podéis ahorrar (o no, porque quizá a vosotros os gusten, quién sabe). ¡Empecemos!

Sigue leyendo

Lluvia de verano

La elegancia del erizo es un libro de Muriel Barbery publicado en 2006 en Francia con muchísimo éxito, llegando a vender más de un millón de copias y manteniéndose treinta semanas en el número uno de ventas. Recientemente he tenido el gusto de poder leerlo, y durante el acto, me encontré con uno de esos pequeños fragmentos tan geniales que a veces nos dejan los libros por el camino (y ojo, porque tiene más). En realidad puede parecer una tontería, pero a mí me gustó mucho, por lo que me ha apetecido compartirlo aquí con vosotros en el blog. Además, así os doy a conocer la novela, la cual por supuesto os recomiendo. Muy entretenida y con algunas reflexiones sobre la vida de lo más curiosas.

Este extracto del libro que comparto, está sacado del capítulo titulado «Un nuevo corazón», y trata sobre la lluvia en verano y esas sensaciones que arrastra consigo cuando llega (supongo que a mí me llegó tanto porque en parte también lo veo como la autora, y porque la lluvia me encanta). Espero que lo disfrutéis.

Lluvia de veranoRecuerdo esa lluvia de verano.
Día tras día, recorremos nuestra vida como quien recorre un pasillo.
[…]
Y entonces, lluvia de verano. ¿Saben lo que es la lluvia de verano?
Primero la belleza pura horadando el cielo de verano, ese temor respetuoso que se apodera del corazón, sentirse uno tan irrisorio en el centro mismo de lo sublime, tan frágil y tan pleno de la majestuosidad de las cosas, atónito, cautivado, embelesado por la magnificencia del mundo.
Luego, recorrer un pasillo y, de pronto, penetrar en una cámara de luz. Otra dimensión, certezas recién formadas. El cuerpo deja de ser ganga, el espíritu habita las nubes, la fuerza del agua es suya, se anuncian días felices, en un renacer.
Después, como a veces el llanto, cuando es rotundo, fuerte y solidario, deja tras de sí un gran espacio lavado de discordias, la lluvia, en verano, barriendo el polvo inmóvil, crea en las almas de los seres una suerte de hálito sin fin.
Así, ciertas lluvias de verano se anclan en nosotros como un nuevo corazón que late al unísono del otro.

Frustraciones videojueguiles (I)

Frustraciones videojueguiles (I)

Hoy quiero empezar una especie de sección en el blog. La llamo sección porque, como habréis deducido por el título de la entrada, es un tema que iré dividiendo en partes, aunque todas tratarán sobre un mismo fin; las frustraciones videojueguiles. Llevo casi toda mi vida jugando a videojuegos y cualquiera que también los haya jugado durante varios años, cualquiera que haya sido un apasionado de este hobby, sabrá que siempre, inevitablemente, suceden frustraciones por el camino. No hablo solo de momentos de rabia en los que te dan ganas de estampar el mando contra la televisión o tirar la consola o el PC por la ventana, hablo también de esas pequeñas espinas que se nos clavan con el tiempo por diferentes motivos; «nunca llegué a jugar ese juego», «jamás me pasé a ese jefe», «se me borró la partida justo antes del final», etcétera…

Y como me gustaría empezar por una de mis mayores frustraciones, es hora de que cuente mi historia con ese juego que, durante largos años, me atrapó misteriosamente. Ese juego que es por muchos considerado el más inquietante de Nintento. Estoy hablando, por supuesto, de The Legend of Zelda: Majora´s Mask (y oye, qué mejor que leer este artículo con un poco de su impecable y maravillosa banda sonora).


Mi tragedia con Majora´s Mask

tragedia.

(del lat. tragoedĭa, y este del gr. τραγῳδία)

1. Tener un fin desgraciado.

Sigue leyendo