5 series raras que recomiendo

5 series raras que recomiendo

Ya sabéis cómo va esto. Otro top 5 de los míos. Esta vez recomendando 5 series raras que me gustan mucho. Enseguida vamos con la lista, pero antes, hay que prevenir: Al igual que con las listas que hice de 5 películas raras que recomiendo y 5 películas raras que NO recomiendo, tengo que advertiros de que, como las siguientes son obras audiovisuales raras, y esto está muy anclado a la subjetividad y entran en juego muchos factores de gustos personales, que yo recomiende estas series, por lo tanto, no significa que a vosotros os vayan a gustar expresamente. De hecho, como son en cierto modo insólitas, hay más posibilidades de que no os gusten. Así que fiaros o no de vuestro instinto y tener en cuenta en todo momento que esta es solo mi opinión personal. Venga, he´re we go!


5. Silicon Valley (2014-presente)

Silicon ValleyDamos el pistoletazo de salida con una serie un tanto friki. A Silicon Valley la considero ciertamente extraña por varios motivos; el primero es que es una serie de humor de HBO, y lo menciono porque HBO no suele apostar muy fuerte por la comedia. El segundo motivo es que en realidad tampoco es humor todo el rato. Por raro que parezca, la estructura de la serie, la historia en sí, sigue patrones de series dramáticas, apoyándose en dejar hilos abiertos de un capítulo a otro y de una temporada a otra. No es tanto una serie de humor para pasar el rato, sino una historia plagada de muchos momentos divertidos pero también muchas situaciones críticas y, en cierto modo, serias.

La historia gira entorno a un grupo de jóvenes talentos de la informática. Uno de ellos, Richard Hendricks, ha desarrollado una aplicación de música que posee un algoritmo revolucionario para la compresión de datos. Él vive en Silicon Valley, lo que se considera el barrio de la cuna de la tecnología moderna, y trabaja con más amigos en una casa que al mismo tiempo funciona como una incubadora de empresas. Debido a su creación, Richard y sus compañeros intentarán conseguir patrocinadores y presentarse a distintos eventos con los que saltar a la fama e intentar ser algo así como los próximos “Steve Jobs” (nótese las comillas) de la informática. Pero por el camino, claro, se encontrarán con múltiples problemas, uno de los más grandes; la alta competencia por parte de Hooli, una empresa ya asentada y millonaria que les hará la vida imposible.

Actualmente está en emisión. Es muy peculiar, como ya dije antes, por la importancia de la historia. Y a mí, por lo menos, se me hace muy entretenido e interesante ver cómo van creciendo como empresa. Desde los inicios, buscando un nombre y creando un logo, hasta colgando su web en internet, contratar más empleados, conseguir financiación, premios, etcétera. Por otro lado tiene un muy alto componente friki o geek, así que si os va el rollo, pillaréis montones de chistes (sobre todo si entendéis de informática o programación). Y los chicos protagonistas, todo el grupo en general, hace mucha gracia, pues todos tienen gran carisma y los actores están muy naturales en sus roles.

4. Better Call Saul (2015-presente)

Better Call Saul¿Qué voy a decir de esta serie? Si sois fans de Breaking Bad ya la habréis visto o la tendréis en pendiente sí o sí, porque Better Call Saul es el spin-off de la misma. Estrenada el año pasado, y ya muy cerca de emitirse la segunda temporada, Better Call Saul es como una droga para los que amamos el universo creado por Vince Gilligan. Para que os hagáis una idea, yo nunca he sido de spin-offs. No me gusta la idea en general, porque me parece que lo hacen solo para seguir sacando provecho de un éxito, y la mayoría de veces nunca funciona. No me llaman la atención y no apuesto por ellos. Pero este, Better Call Saul, es el único spin-off que sigo. ¡Y me encanta!

Otro punto más para defender esta serie es el que sigue. Es una serie sobre un abogado, ¿vale? Ahora imaginad lo aburrido que puede ser ver cómo un abogado trabaja y defiende casos de clientes. ¿Os lo imagináis? ¿Sabéis esas típicas pelis de abogados en el tribunal entrando y saliendo, con miles de papeles, practicando sus discursos, etc…? A mí no es que me parezcan lo más entretenido del mundo… Pues, irónicamente, ¡esta serie es muy entretenida! De verdad. Es una serie sobre un abogado que no me aburre. Lo más recomendable es verla después de haber visto Breaking Bad. Yo creo que así es mejor. Conectarás mejor con la serie y estarás más interesado por ver qué va sucediendo. Tiene una factura técnica titánica. Como ya pasaba con su serie madre, los chicos de AMC y el equipo de Vince Gilligan se lucen en todos los aspectos. La fotografía, el nivel actoral, los guiones, la puesta en escena, la dirección… Es sublime. Un espectáculo para nuestros sentidos.

La historia cuenta cómo Saul Goodman, el abogado que vemos en Breaking Bad, llegó a convertirse precisamente en eso, en Saul Goodman. Cómo se hizo un abogado de éxito y terminó siendo quien era en aquella serie. Transcurre unos seis años atrás en el tiempo, y vemos toda una progresión en dicho personaje, interpretado por un Bob Odenkirk que derrocha carisma por todos los poros (y por fin lleva todo el peso de una serie como protagonista, y no hace de eterno secundario) y a su vez apoyado por algunos otros personajes que ya viéramos en Breaking Bad como el supremo Mike Ehrmantraut y otras muchas nuevas incorporaciones muy bien incluidas. Además, Better Call Saul se aleja un poco más de toda esa atmósfera oscura y pesimista que tenía Breaking Bad y nos ofrece un soplo de aire fresco con muchas pinceladas de un humor muy fino y satírico. Claro que hay mucho espacio para el drama y la intensidad que ya conocemos de antes, pero sí es cierto que esta serie tiene más libertades a la hora de sacarnos una sonrisa o incluso una carcajada en los momentos más retorcidos. Sin duda, impresionante. Incluso me atrevo a recomendarla si nunca has visto Breaking Bad (aunque ya estás tardando si no lo has hecho).

3. The IT Crowd (Los informáticos) (2006-2013)

The IT CrowdAy… The IT Crowd, ¡cuántas risas me has dado! Desde que descubrí esta serie, una sitcom, por cierto, he pensado mucho sobre ello y creo que es mi serie de comedia favorita. Y lo digo porque debe de ser la serie con el humor más ridículamente divertido que he visto nunca, y no puedo con ese humor, me toca demasiado la fibra. Es, es… ¡muy buena! Claro que me han hecho reír mucho series como The Big Bang Theory (aunque ahora sea una sombra de lo que fue), Cómo conocí a vuestra madre, Me llamo Earl, Malcolm in the middle, New Girl, Modern Family y muchas más… pero esta es única. Tiene una magia especial para mí que ninguna otra tiene. De verdad lo digo.

La serie trata sobre el grupo de informáticos de Industrias Reynholm, una empresa ficticia de Londres. En el primer capítulo vemos cómo llega una nueva jefa para el departamento llamada Jen, la cual en realidad no tiene nada de idea sobre informática porque mintió en su currículum. Irá a parar al sótano del edificio, donde está el departamento, y allí trabajan Moss y Roy, los dos chicos de informática, inadaptados sociales, nerds, rarunos, excéntricos, sucios… Y la locura se desatará para los tres a partir de entonces. Como sitcom que es, no sigue una historia fija, cada capítulo cuenta sus propias chorradas y a veces algunas tramas vuelven a retomarse, pero lo principal es el humor absurdo y el descontrol. La parodia, los chistes, el sinsentido. The IT Crowd es una serie británica y tiene ese humor tan bien hilado y extravagante que poseen los ingleses. Es un no parar. A no ser que no te haga gracia, claro. Porque si no le encuentras el chiste, entonces no se lo vas a encontrar nunca. Pero si ves los primeros capítulos, y te ríes, entonces ya te ha ganado.

Tiene solo cuatro temporadas de seis capítulos cada una y un especial de una hora, así que no te comerá mucho tiempo, pero una vez la veas, jamás podrás olvidarla. El abanico de personajes, aunque no muchos, es absolutamente brillante. Todos tienen sus gags, y todos los capítulos tienen sus locuras. De hecho es una serie que empieza bien, y sigue aún mejor, a mi parecer. Desearás que no se termine, y te enamorarás de todas las tonterías que suceden. Una imprescindible si te gusta la comedia. Y por cierto, cuidado y no acabes mirando el remake estadounidense que hicieron. Aunque el personaje de Moss lo interpreta el mismo actor, Richard Ayoade (grandioso personaje el suyo, al nivel de Sheldon Cooper y posiblemente mejor aún), esa versión no tiene punto de comparación. Tanto es así que la cancelaron al poco de emitirla. Quedaos con la original, la británica, es canela en rama.

2. Louie (2010-presente)

Si este fuese un top de las series más raras de la historia, Louie estaría en el primer puesto. Me va a costar mucho transmitiros su esencia con palabras, y dudo que lo consiga. Louie es una serie estadounidense creada, escrita, dirigida, producida y editada por Louis C.K. (sí, todo eso al mismo tiempo, y por si fuera poco, Louis es el actor protagonista). En teoría es una comedia, pero no tiene ni el formato para serlo ni se parece mucho a nada que hayas visto antes en este género. En España tenemos algo parecido, pero más reciente, que es El fin de la comedia (de la que hablé en la entrada de 5 series españolas que merecen la pena). Louie además es una parodia, una versión ficticia consciente del propio Louis C.K. real, pues la historia de la serie se centra en Louie, un comediante cuarentón divorciado que comparte la custodia de sus dos hijas y se gana la vida contando sus monólogos en un garito de Nueva York mientras deambula e intenta día a día ser buen padre y encontrar el amor otra vez, entre muchas otras cosas.

Lo mejor quizá de esta serie es el no saber. No saber qué va a ocurrir en el próximo capítulo. No saber por qué pasa lo que pasa. No saber qué sentido tiene nada de lo que va sucediendo. Louie es alocada y surrealista. Es exagerada, es irónica, burda, a veces algo tosca o tonta, absurda también, dramática, crítica, ¿he dicho ya alocada?, ¿y surrealista?, pues todo eso y aún más. En gran parte seguro que se debe a que el propio Louis C.K. lo maneja todo. Él construye y dirige. Imaginaos la libertad que tendrá a la hora de hacer lo que quiera con su show. Sin casi restricciones, excepto las que imagino que le ponga a veces la cadena. Pero de verdad, es increíble. Es una demostración de cómo desmontar la comedia clásica, de cómo buscar nuevas formas de hacer reír y dejarte al mismo tiempo atónito por lo que te cuentan, por cómo lo cuentan, por cómo pasa todo. Sin normas, sin preocupaciones.

Un apunte más muy bueno de la serie, y ya termino, es que posee cameos de estrellas que se interpretan a sí mismas en muchas ocasiones o a algún personaje de los muchos alocados que crea Louis para la serie. Entre muchos otros ya se han visto a figuras populares tales como Jerry Seinfeld, Robin Williams, Joan Rivers, Amy Poehler, David Lynch (mi cameo favorito, que descojone de tío), Pamela Adlon, y más, muchos más… Lo digo en serio, esta serie es una locura perfecta. Me encanta. Me maravilla. Las risas que me ha dado, los argumentos tan absurdos, los chistes tan variados, los silencios… Es oro puro. No dudo en que se convertirá en una serie de culto, si no lo es ya. Magnifica. Solo puedo deciros; ¡Tenéis que verla! Da igual si te gusta la comedia o no. Louie es mucho más que comedia, es la vida como si fuera un sueño loco y destrozado y vuelto del revés.

1. Black Mirror (2011-presente)

Black MirrorY para terminar, la serie rara que más me gusta de toda la lista. Ciencia ficción dramática con un alto componente tecnológico, capítulos independientes, y una calidad técnica envidiable, rozando el nivel de cine prácticamente, Black Mirror es irresistible, un espectáculo cuasi perfecto y maravilloso. Hasta el momento la serie solo cuenta con dos temporadas de tres capítulos cada una y un especial navideño (que no cuenta una historia navideña especialmente alegre, más bien todo lo contrario…). Pero por suerte para todos los fans de la serie, hace no mucho se anunció que Netflix se ha hecho con los derechos de distribución y ya se está preparando una nueva temporada con nada más y nada menos que 12 capítulos, ¡eso es un montón! Y tengo esperanzas de que salga algo muy bueno otra vez de ahí.

Black Mirror es una creación de Charlie Brooker. Una serie antología originalmente británica que se centra en cómo la tecnología afecta nuestras vidas pudiendo llegar a destruirlas si no la usamos de forma inteligente; desde cómo nos rodea el impacto de las redes sociales día a día, la increíble fuerza de difusión de internet, el poder de la televisión sobre nuestras mentes o cosas mucho más lejanas pero igualmente con una visión de futuro cercano. Lo especial de Black Mirror es que todas las historias que nos cuenta son casi como un reflejo de una posible realidad futura, y cercana. No estamos hablando de ciencia ficción de coches voladores o armas de rayos láser. Estamos hablando de cosas palpables, mínimamente posibles, y que llegan a dar miedo. Cada capítulo es único, una historia individual con un entorno único y un universo único (adoro capítulos como el de Tu historia completa, Ahora mismo vuelvo o 15 millones de méritos, me parecen obras de arte. De lo mejor que ha parido la televisión moderna en los últimos años). Algunos tienen los pies más sobre la tierra y otros proponen ideas mucho más futuristas, incluso medio distópicas. Con algunos actores de por medio de alto nivel como Jon Hamm, Domhnall Gleeson, Haley Atwell o Rafe Spall que aportan siempre interpretaciones llenas de matices.

Tiene unos guiones estupendos y te hace estar siempre pegado a la pantalla, deseando ver más. Así se te queda después el cuerpo con ganas de ver otro al comprobar los pocos capítulos que de momento tiene. Quizá no todos sean una perfección, de hecho a mí dos de ellos me parecieron menos interesantes que el resto (El himno nacional y El momento Waldo, por si os interesa saberlo), pero sí es cierto que cuando dan en la diana, la serie se eleva a lugares inalcanzables para muchas otras, que desearían poder hacer lo que aquí hace el equipo comandado por Charlie Brooker con una soltura impecable. Sencillamente, si te gustan las historias raras, llenas de pinceladas de ciencia ficción y con dramas sólidos, esta serie es para ti. No encontrarás nada parecido que se emita actualmente, y ojalá no tuviese que decir eso, porque la televisión necesita más series como Black Mirror.


5 series raras que recomiendo [en vídeo]


Hasta aquí mis recomendaciones. ¿Y vosotros, también conocéis alguna serie rara que os vuelva locos? ¡No dudéis en participar en la sección de comentarios y recomendar vuestras series raras favoritas!

Anuncios

One thought on “5 series raras que recomiendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s